22 de 04 de 2008

Amor sin límites


Mientras los diarios repletaban sus páginas con los pormenores de su divorcio de Heather Mills, casi irónicamente Paul McCartney se dio el tiempo para recordar al amor de su vida, Linda en un artículo que fue publicado en The Sunday Times (debo confesar que yo lo leí en la revista Sábado de El Mercurio), estaba escrito por el propio ex Beatle y me llamó mucho la atención porque a pesar de haber rearmado su vida junto a Heather –porque aunque hoy se hayan divorciado, se casaron y formaron una familia al tener una hija– sigue pensando en Linda como “el gran amor de su vida”. Hay un fragmento que me llegó más que el resto: “Se cumplieron diez años de su muerte y probablemente cuarenta desde que nos conocimos. Aún puedo recordar esa primera vez. Fue en Londres, en el club Bag O’Nails, una noche que tocaban Georgie Fame y los Blue Flames. En medio de la sala atestada de gente, como dicen, nuestras miradas se cruzaron y los violines comenzaron a sonar. La atracción entre nosotros fue inmediata. Cuando se iba vi una evidente oportunidad. Le dije: Mi nombre es Paul, ¿cuál es el tuyo?… Es tan cursi, pero les dije a los niños después, que si no hubiera sido por ese momento ellos no estarían acá. Más tarde esa noche nos fuimos juntos a otro club, el Speakeasy. Fue nuestra primera cita y recuerdo que escuché A whiter shade of pale de Procol Harum por primera vez. Se convirtió en nuestra canción..”. La historia que Paul cuenta obviamente continúa, pero quise detenerme aquí para reflexionar junto a ustedes que importante es encontrar a ese amor capaz de recordar así un primer encuentro después de tantos años, un amor capaz de traspasar los límites del tiempo e incluso de la muerte… ¿qué darían ustedes por tener un amor así?

12 comentarios

feña

18 de julio de 2008

Acabo de escuchar la cancion y es hermosisima!!! yo pienso q uno se puede enamorar varias veces, pero solo con una persona uno realmente siente lo q es el verdadero Amor, con el q cree q puede proyectarse y vivir una vida juntos.

SgordilloE

30 de abril de 2008

Creo que ese momento es inolvidable. Lo repasamos tantas veces cuando llegamos a la cama personal. Segundo a segundo, cada gesto, cada palabra, las circunstancias que lo rodean. Es mágico. Lo recordé hace poco con Pau en los toqueteros y me lo viví otra vez. No hay recuerdo más intenso que el descubrimiento del amor en los ojos del otro. El saber que llegas a puerto. El reconocer la casa de uno. ahhhhhh... Estaba en mi cama, tocando guitarra y con depre de domingo largo, en que uno sabe que no pasará nada... ella se asomó y apoyó la cabeza en el marco de la puerta. (es una de las 5000 amigas de mi hermano actor). Me giré y me clavé con su pelo largo y crespo cayendo por los hombros... -que lindo tocas- y pasa... siéntate... es preciosa, me recordó a la laura de la pequeña casa en la pradera... toqué para ella lo que ella cantó para mi... no dejó de mirarme las manos mientras tocaba y no dejé de mirar su boca que cantaba... supimos que éramos el uno del otro cuando descubrimos que era de noche y la tarde se había ido.. como 6 horas que pasaron sin darnos cuenta... el primer beso fué como 3 meses después, pero lo supimos desde ese día. Podría seguir, pero el alma no da... Un abrazo.

bernardita

23 de abril de 2008

Si quieren saber si hubo acercamiento, la verdad no me acuerdo y en esa época aún creía en el viejo pascuero y en el conejito, ustedes entienden. Les podría inventar algún enredo de sábanas al estilo Samatha de Sex and de City, pero para eso pueden leer las cartas AAA de Cosmo que son geniales.

Ale

22 de abril de 2008

Yo creo que un clavo saca a otro clavo...¿ustedes no?

Paula Avilés

22 de abril de 2008

Qué cuente más!

Francisca

22 de abril de 2008

Berni, no nos puedes dejar con la historia a medias... sólo conversaron???

bernardita

22 de abril de 2008

Siempre hay cosas buenas, malas e indiferentes en una relación, pero lo imortante es no perder el norte y tomar las cosas por su propio peso. Paul nunca olvidó a Linda y no le resultó la teoría de un clavo saca a otro clavo y se casó por las razones equivocadas (que les pasa a muchos) Por mi parte, yo no me acuerdo cuándo, ni cómo conocí a mi marido porque que eramos compañeros en la U y salíamos en grupo donde cada uno tenía sus propios intereses, . Lo que sí me acuerdo es estar en Bellavista, a la orilla del cerro San Cristóbal escuchando La cosa más linda de Eros Ramazzotti y fumándonos un...cigarro. La verdad es que es un momento que tengo congelado en mi memoria porque además conversamos mucho (cosa que hoy no hago, porque todo es rápido y corto).

Ale

22 de abril de 2008

Yo creo que sí le pasó, tuvo una laguna mental más o menos. Me imagino que después de la experiencia feroz que tuvo en su matrimonio post Linda, debe valorar y extrañar más lo bueno que le pasó con ella. Seguramente si la bruja con la que se casó después no hubiera sacado las garras, nunca nos habríamos enterado de su preciosa historia de amor. Al final, si comparamos nuestras relaciones, hay cosas buenas, malas e indiferentes en cada una, por lo tanto inevitablemente hacemos un ranking. Si no comparamos y analizamos cada una de manera particular, todas son buenas y si no, culpa nuestra no más por aguantar.

xsanmiguel

22 de abril de 2008

Yo creo que si todas las parejas recordaran el momento exacto en que sus miradas y corazones hicieron clik, y si no olvidaran la contagiosa sensación de alegría que sintieron al encontrar al amor de sus vidas, tal vez no habría divorcios, ni infidelidades, ni rupturas. Y entonces, hay que recordarle siempre al otro cuánto se le quiere.- Más que mal: Las cosas por sabidas no se dicen... Y por no dichas, se olvidan. Eso, justamente fue lo que NO le pasó a Paul. ¡Quién como él!

Paula Avilés

22 de abril de 2008

Definitivamente hay personas que te paralizan cuando las conoces, y aunque ese amor finalmente no se concrete, jamás olvidas ese momento.

Fran Vives

22 de abril de 2008

Que top, enamorarse bajo el embrujo del R&B de "A whiter shade of pale" de Procol Harum en el año en que Harum era todo un suceso. Si no saben cuál es la canción, búsquenla en YouTube o entren a este sitio, esta en vivo y en blanco y negro, notable: (http://pymesdechile.cl/player/index.php?option_value=player&option_id=60) Yo y a mucha honra me enamoré con El amor Violento de Los Tres, otra increíble y romántica canción y pese a que ha pasado hartoooo tiempo, recuerdo como si fuera ayer ese momento.

Yoly

22 de abril de 2008

¡Qué fuerte! Soy de las convencidas que hay sólo un gran amor para cada persona... uno de esos que te quita el habla, que te corta la respiración y que te hace estar en cualquier parte del mundo, con sólo pensar en "esa" persona. Claro, lo ideal sería que fuera intensamente recíproco... pero en cualquier caso, creo que, aunque sea una quien recuerde con mayor fuerza, el amor que hubo entre dos siempre los va a unir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último