09 de 05 de 2008

Citas a Ciegas

Anoche me puse a pensar en la cantidad de cita a ciegas que debe afrontar una soltera en esta ciudad. La verdad es que en Santiago es difícil conocer a alguien en la calle, en un restaurant o pub, generalmente alguien te lo presenta, ¿o no? Porque aunque está el after office, la fiestas Old School o la famosa y a mal traer Las Urracas, todas sabemos que el terremo es difícil en aquellos lugares. Entonces surge la amiga cariñosa que te quiere presentar al amigo del marido o del novio, o bien una misma se quema sola y pregunta por algún candidato, jajaja. Pues bien, me he llevado unos buenos chascos y he aprendido un par de cosas. Lo primero, nunca vayas sola. Busca una pareja de amigos que los acompañe, así todo será menos tenso, te lo aseguro. Dos, anda en tu auto… así si el personaje es para morirse de fome o feo, siempre puedes salir arrancando. Tres: por lo menos lleva 10 lucas en la cartera para taxi, si no cumpliste con las reglas anteriores.

Eso sí chicas, no hay que perder la fe y la ganas. Si no era el hombre ideal, por lo menos comiste rico y reiste con los amigos. ¿Alguna anécdota?

13 comentarios

Leoni

22 de septiembre de 2008

olaaa aunke no tengo mucha experiencia con "citas a ciegas" pùes aun estoy por cumplir 18 años pues si creo que he tenido una o dos situaciones y sinceramente ¡¡¿como vas a salir con un completo desconocido?!!! y lo peor es k tenga mal aliento jajaja pero hasta eso, si una ya tiene asi como k una idea de su prospecto de hombre, y tu cita a ciegas quiere que lo beses sin sikiera conocerlo, realmente es muy incomodo

andrea

21 de septiembre de 2008

uyyyyyyyy si les contara,escribiria un libro... jajajaja pero saben aunque estoy en eso, no me arrepiento , es bueno conocer y sobre todo me ha servido para entender el mundo de los hombres y lo que piensan , hasta el momento lo he disfrutado , cero dramas , ya llegara el amor , mientras tanto me lo tomo con tranquilidad y humor. cariños andrea

Paula Avilés

09 de mayo de 2008

Tienes razón! Es asunto de suerte no más...

Berni H

09 de mayo de 2008

Nunca tuve una cita a ciegas!!!!! y no me arrepiento! las encuentro extremadamente peligrosas y lateras! y no me arrepiento. Tranquilas que el amor llega tarde o temprano.

Berni H

09 de mayo de 2008

Nunca tuve una cita a ciegas! De verdad!!!!! Nunca me gustaron y nunca me anime a tener una cita a ciegas! Y no me arrepiento!!!!!!!!!!!!!!

Andrée Burgat

09 de mayo de 2008

La única vez que iba a tener una cita a ciegas fue cuando una amiga le dio mi celular a un tipo que según ella era ideal para mí. Esperé el famoso llamado durante casi dos meses, hasta que se me olvidó. Y cuando llamó, justo ese día era el funeral de la mejor amiga de mi madre y mi gran amiga también. Estaba manejando camino a Viña y lloraba insaciablemente. El tipo me pidió disculpas, se puso nervioso y a pesar de que le expliqué que lo sentía pero que estaba despidiendo a una persona demasiado importante en mi vida, no llamó más. Increíblemente, ese mismo día, en la noche, le tomé la mano por primera vez al hombre que siempre soñé con conocer y al que hoy amo por sobre todas las cosas. ¡buen tema!

La_Tangómana

09 de mayo de 2008

UUUUUUUUUUUFFFFFFFFFF, MILES!!!!!!!!!!!!!!! En verdad, he ido a 4 citas "a ciegas" en mi vida... la primera, pésima: un esperpento, realmente. Ni siquiera era buena onda, CERO química. La segunda, fue con un músico. Ahi fui con una amiga, y estuvimos toda la tarde tocando con su banda... no lo vi más, pero fue la mejor. ¿La tercera? Solo imaginen que con esa dije "OK; NO MÄS; LA TERCERA ES LA VENCIDA" jajajaja... notables experiencias. Pero conocí a mi novio en una "cuarta". No fue exactamente a ciegas, porque había visto su foto, y él la mía. Llevábamos 4 años de amistad x email (es chileno, pero estudia en el extranjero), y cuando nos vimos por primera vez (hace casi 10 meses), fue de lo más increíble que me ha pasado jamás. ¿Premio a la perseverancia? Hum... quizás. De todos modos, me gusta pensar asi! Muchos saludos!

Paula Avilés

09 de mayo de 2008

No hay nada más preciado y valioso en la vida de una mujer que tener ese "amigo-salvavidas".... de verdad esa es una amistad para valorar y da pie para otro post!

Ale

09 de mayo de 2008

Siempre he pensado que "la cita a ciegas" no existe o que es el equivalente a la primera vez que uno conversa con un tipo. Uno a diario conversa con mucha gente, hombres y mujeres, incluso va con el clásico amigo feo-buena onda a todas partes cuando está sin pareja, pero basta que la salida tenga la etiqueta de "cita" para que todo sea diferente. Me acuerdo que la primera vez que salí con un ex pololo fue chistoso porque yo estaba en el colegio y me dio lata cambiarme de ropa, así partí de uniforme. Años después me confesó que eso fue lo que más le había gustado. Si bien no fue una cita a ciegas, era la primera vez que salíamos (fuimos a tomar un helado y después a su casa a tomar el té....qué fome!!!!!!!!) Lo que quiero decir es que es una cosa de actitud y a lo mejor con ese feo de la "cita a ciegas" nunca va a pasar nada, pero sí puede convertirse en ese amigo-salvavidas tan preciado.

Francisca

09 de mayo de 2008

Estoy totalmente de acuerdo, el que no se ariesga no cruza el río... pero hay que ser precavida y tener el plan B en caso que la cita resulte un fiasco.

Carolina

09 de mayo de 2008

No había nada que me cargara más que las citas a ciega, hasta que una amiga me convenció. Ese día conocí a mi actual marido con el que llevo 11 años de matrimonio, por lo que se imaginarán que la cita fue todo un éxito. Creo que hay que atreverse no más y seguir los consejos de la Paula, por si acaso, total, lo comido y lo bailado...

SgordilloE

09 de mayo de 2008

Jajjajajaaj.. que terrible... me sentí al otro lado de la vereda por un momento. Yo he sido en más de una ocasión el feo fome sentado al frente. Y claro, he visto a más de una dama incómoda con el "postulante". Lo bueno es que se les pasa al rato y terminamos riendo de buena gana y de grandes amigos. Desde hace un rato largo mi entorno querido de amigos y familiares, con mi hijo de guaripola, me buscan a su "futura madre", de modo que me llevan de candidato sin preguntarme nada. Los chascos van desde recibirlas con short y el más fulero, (ese que te pones porque te vas a meter a la ducha en un rato), hasta un algodón en la boca, recuerdo del dentista de la tarde. O que se les junten tres en la misma ocasión, porque ninguna era segura y llegaron todas. Concluyendo, creo que el amor está en cualquier parte y se sabe todas las formas de acceso. Llegará tarde o temprano. Mi último gran amor llegó con un grupo que trajo mi hermano, y venían a ensayar, de modo que no pensaba siquiera en saludarlos. Ella llegó a mi dormitorio llamada por mi guitarra. Vayan con fe a esas citas y lleven las 10 lukas de todas maneras, porque Mr.Bigs puede ser el taxista. Un abrazo.

claudia

09 de mayo de 2008

No soy una mujer que se acobarda por cualqueir cosa pero si hay algo a lo que nunca me he animado es a tener una cita a ciegas, ni siquiera en la era post separacion. La sola frase "que hago aqui" me aterra ya no es cosa de inseguridad pero no bastan las buenas intenciones de amigos y amigas que se sienten haciendo la buena obra del dia juntando a dos seres sin pareja sin darse cuenta que lo unico que tienen en comun es habitar la misma ciudad. Admiro a quienes se plantan frente a un desconocido y lo aguantan toda la noche pero creo que prefiero aventuras adrenalinicas de otro tipo. Ver a Bear Grills en el Discovery me resulta mas emocionante que empezar a contarle mi vida a un desconocido que no me enganchó para nada. Tengo amigas que han tenido exito incluso una se caso con su cita a ciegas otras han tenido experiencias memorables pero insisto hay que ser bien valiente. Chicas las admiro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último