12 de 05 de 2008

¿Cuál es tu corsé?

Hace unas semanas llegó a mis manos un ejemplar del libro El Corsé Invisible: manifiesto para una mujer nueva de Eliette Abécassis y Caroline Bongrand (Editorial Urano), sin saber de qué se trataba lo comencé a leer. Y me sorprendió. Descubrí que el feminismo más que ayudarnos nos perjudicó. ¿Cómo? En el libro las autoras plantean que es necesario crear una nueva imagen de nosotras mismas. Inician su análisis diciendo que vivimos encerradas en un corsé, pero a diferencia de antaño éste es invisible. ¿Qué quieren decir? La respuesta es simple, la enmancipación femenina nos dio la posibilidad de trabajar fuera de la casa y con ello la oportunidad de realizarnos, de conocer un mundo a parte de nuestro núcleo familiar, de alcanzar autonomía financiera. Sin embargo, nos ha puesto en la situación de tener que llevar dos vidas al mismo tiempo: la de un hombre y la de una mujer. Según, Eliette y Caroline, hemos sido favorecidas con los mismos derechos del hombre, pero no nos hemos liberado de nuestros tradicionales deberes como mujer y debemos ocuparnos no sólo de la pareja y de los hijos, sino también de nuestro progreso profesional. La suma de todo esto supone una carga excesiva que nos impide un verdadero desarrollo. Son enfáticas al afirmar que “hoy más que ayer, las mujeres siguen sintiéndose incomprendidas y poco valoradas. Las que son madres están siempre agotadas, se sienten culpables y llegan deshechas al final del día. Las mujeres no saben bien cuál es su sitio, no tiene tiempo para nada y no consiguen separar el trabajo de la vida familiar”. Por eso ha llegado la hora de hacer un balance de la condición femenina y descubrir la forma en la que podamos encontrar nuestro lugar y desarrollemos en libertad nuestra vida personal y afectiva, libres del corsé invisible que nos ahoga actualmente. ¿Cuál es el corsé que te ahoga?

21 comentarios

mercedes

19 de abril de 2010

No he leido el libro que mencionan pero si culpa al feminismo de que las mujeres actuales estén agotadas por sus dobles jornadas de casa y trabajo, considero que las autoras son muy parciales, es como culpar a los antirracistas de que haya racistas que maten a negros (porque si el antiracismo n oexistiese los engros estarían sometidos y lso fachas no los amtarian).El feminismo es un movimiento protagonizado básicamente por mujeres -y apoyado por algunos hombres- cuyo objetivo fue siempre conseguir derechos para las mujeres,esos derechos q tenian los hombres y que a las mujeres se le negaban, por ejemplo, derecho a votar, a cobrar su salario y no que fuese el hombre quiein tenia derecho a ir a fin de mes a cobrarlo por ella (caso de las mineras inglesas del XIX), a conducir aviones, etc. etc. No sé qué tiene de malo esto pues las que no querian estas cosas para ellas no se les obligaba a ello, no se les obligaba a votar, por ejemplo. Ocurre que feminismo, como la propia palabra mujer y muchas mas cosas que tiene que ver con ellas , se negativizan. El feminismo fue algo positivo y todas las generaciones de mujeres anteriores a nosotras que lucharon para que tuviesemos esos derechos que ahora tenemos se merecen un respeto y un homenaje. Si una mujer quiere quedarse en casa y evitar la doble jornada no creo que ninguna feminista la obligue a buscar un trabajo. Si es cierto que es dificil compatibilizar trabajo y casa habra que buscar soluciones: decirle a la pareja que el trabajo hay q repartirlo al 50% (esto es lo que parece justo) y también exigir al estado o la empresa que si quieren que tengamos hijos tiene que ofrecernos facilidades y ayudarnos a criarlos y educarlos pues son las personas del futuro. Está claro que en paises en que existe un estado social, un estado de bienestar, la carga de los hijos se nota poco. Yo he tenido hijos y tengo amigas q no han querido tenerlos porque les parecia mucho trabajo, todo esto es respetable, cada mujer debe de tener derecho a elegir: esto es por lo que lucharon nuestras abuelas, tatarabuelas y requetatarabuelas pues el feminismo europeo se remonta al siglo XVIII con la Declaración de los derechos de la Mujer de Olimpia de Gouges

Taiyo

19 de marzo de 2010

Miren, no soy mama, no tengo tantas responsabilidades que no sean como hija, pero he visto algo realmente impresionante de mis padres y que creo que han olvidado mensionar aya arriba, y es el de involucrar al hombre en el nucleo familiar, enseñarle y llegar a un acuerdo de la mitad de la casa es tu responsabilidad y la otra es mia, ambos trabajamos y si tenemos hijos ambos debemos estar ahi, no solo nosotras a llegar y limpiar y atender a la familia... Si vamos a luchas por decir yo puedo hacer lo mismo que los hombres y ellos han aceptado eso, creo que es justo involucrarlos para que vean lo que realmente han aceptado.

YITA

29 de junio de 2009

No he leido el libro, pero me parece que estamos lejos de eliminar el Corse, puesto que nuestro instinto no nos permitirá jamás liberarnos por completo, por sobretodas las cosas yo soy mamá antes que todo. He observado que las mujeres se liberan cuando les conviene, es fácil leer un articulo de Violencia Intrafamiliar o ver en la TV un nuevo caso de Femicidio, cuantas de nosotros seriamos capaz de cruzar la Barrera del Compromiso y Conveniencia y denunciar una situación así ?, el error es creer que mientras no me suceda a mi está bién. La mujer mientras no rompa sus propias ataduras jamás se podrá liberar de su Corsé. No nos ignoremos entre nosotras mismas, el otorgar apoya a una mujer violentada nos permite avanzar en nuestra liberación.

Claudieta

02 de mayo de 2009

Trabajo en un hospital en donde somos una mayoría aplastante de mujeres, en todas las categorías. Conozco un sin fin de mujeres desbordadas por trabajo, reponsabilidades, decisiones etc......las hay que prefieren pasar el domingo en el hospital que en casa, inclusive el día de Navidad. Creo que esto es tema suficiente para una tesis doctoral.......la liberación de la mujer nos está condenando a refugiarnos en el trabajo para huír de la casa............y todas sabemos por qué......... Un beso

Francisca

19 de mayo de 2008

Concuerdo plenamente con Paula, la gracia de este espacio público es que las opiniones sean divergentes. Nos guste o no lo que comenta el otro. Por eso ambos, tanto Carola como SGordillo, son bienvenidos en Vanidades y esperamos verlos nuevamente por acá muy pronto.

Paula Avilés

19 de mayo de 2008

Creo que en un blog como este la gracia está en que todos podamos dar nuestra opinión. Lo divertido es que incluso nuestras opiniiones sean divergentes! Por eso para nosotras es tan importante que tanto Carola como SGordillo sigan comentando en taconeras

Ale

19 de mayo de 2008

Lo digo a título absolutamente personal, pero a mi no me molesta en nada la diversidad de opiniones ni de nada. Es más, amo la diversidad y encuentro que ahí está la gracia de todo. Hay cosas que no entiendo, por un lado reclaman igualdad al mismo tiempo que hacen diferencias espantosas y un espacio tan democrático como un blog, lo quieren transformar en un ghetto. Aullan por los hombres, pero al primer comentario que no les gusta, huyen o los echan. No me gusta pensar en una sociedad donde todos van como un rebaño de ovejas, para el mismo lado.

SgordilloE

17 de mayo de 2008

Yo la estoy evaluando y diciendo qué hacer Carola???... créame que lo siento mucho, nunca fue mi intención, sería demasiado arrogante de mi parte... pero concedido...no me volverá a ver por acá. Le ofrezco una disculpa por la molestia. Un abrazo.

Carola

17 de mayo de 2008

Respetuosamente me gustaría que este blog sea para mujeres, yo por lo menos no necesito a un hombre que me esté evaluando o diciendo que hacer, no gracias, a si es que a ese tal SgordilloE le pediría que se fuera con sus comentarios a otra parte por que para mi gusto no encaja en esto. Gracias.

Carola

17 de mayo de 2008

Las autoras tienen toda la razón; ojalá un día no muy lejano se logre el ansiado equilibrio. Las mujeres que trabajan y son madres están llenas de culpa, es atroz.

natalia

15 de mayo de 2008

oo q horrible..mi corse es gigante..me siento muy identificada con lo que dices..al final del día..lo unico q quiero es q me hagan un poquito de cariño y luego dormir y poder descansar..pero no..tengo q hacer los quehaceres de la casa, cuidar y jugar con mi hijo, amar a mi novioy si tengo tiempo y fuerzas a mi tmb"!! q atrozz...y resulta q cuando voy, finalmente a dormir, estoy tan cansada q no puedo jajajajaja!! y para q te hablo del aculpa de tener q dejar a mi bb desde los 6 meses en sala cuna(ya tiene 4 años) y no poder disfrutar de ningun momento pq pienso " En estos 15 min q estoy con mis amigas(tomando un cafe q me encanta)..deberia estar con mi hijo jugando"! ooo es terrible...pero... por otro lado..no concivo la idea de estar todo el día en mi casa como dueña d ecasa(aunq me gusta mucho serlo) pero nunk tan fanatica para estar las 24 horas girando en torno a ella jajajjaa..y además...necesito Mi dinero ..para regalonerame y comprarme Mis cosas..sin tener q depender de un hombre(aunq no niego q sería bastante menos estresante jajaja) yap..como conclusión..un circulo sin fin!! besitos Natalia

valiitah !!*

15 de mayo de 2008

yo creo q quieroun corse y nose donde los venden sii alguien sabe qe me aviseeee pliiss en my fotolog www.fotolog.com/ezaxvaleh

Ale

13 de mayo de 2008

Paula, creo que ser más individualista es bueno. No fijarse tanto en el resto ni verlos como enemigos a vencer, creeme que es sano. Una buena filosofía es no molestar al resto y no dejar que el resto te moleste. Y eso sirve tanto para convivir mejor con los hombres y con las "amigas" envidiosas.

Paula Avilés

12 de mayo de 2008

jajajajjaja ale! pero me gusta tu punto de vista, cuando una se hace cargo de una misma, representa un gran crecimiento.

SgordilloE

12 de mayo de 2008

Si la idea era la "igualdad con los hombres", les falló un detallito: Nosotros siempre contamos con una dama en la casa, que se hacía cargo de hacernos una vida mientras nosotros "trabajabamos" de 9 a 6. Porque hasta el como nos tomamos el trabajo es distinto. Esa dama en casa convertía lo que hacíamos en un hogar, una familia. Nosotros siempre tuvimos tiempo holgado para todo lo que hacemos. Y siempre nos dió lo mismo si una de las calcetas era café y la otra azúl. Ustedes son evaluadas por cada cosa que hacen a diario, desde cómo se sientan hasta cómo visten los niños. Nosotros somos varones, si nos mandamos un condoro nos reímos, nos puteamos y sería todo. Lo curioso es que son culpables hasta de la delincuencia "porque si estuvieran en las casas eso no pasaría". Chicas, tarde o temprano volverán a las casas agobiadas, o por los reclamos de los hijos por la falta de atención o por el sentido de culpabilidad que no las abandona, o por que extrañan sentirse "apapachadas", o porque se agotaron los poderes de la "superwoman". Nadie puede resistir todo el tiempo una vida como la que llevan... Yo mina me suicido a los 12, no es vida ser mujer hoy... Créanme que las admiro cada día un poco más, pero a veces... solo a veces... las veo y me da una pena infinita... ganas de abrazarlas apretado y decirles...deja...suelta...no importa...déjate pasar una... Un abrazo para todas.

Ale

12 de mayo de 2008

Como todo en la vida, hay que optar. Lo más fácil es echarle la culpa a los hombres de nuestras desgracias y desaciertos. Si lo piensan bien, los hombres piden en la medida que se les da porque tienen lo que (y aquí me van a tirar tomates en lata y fruta podrida) a las mujeres nos falta: autovalencia. Las mujeres viven pendientes de lo que hacen los hombres, de lo que piensan los hombres de lo que dejan de hacer y de lo que nos hacen a las mujeres. Si pensáramos menos en eso y más en nosotras mismas, creanme que la vida es más simple. Lo peor que uno puede hacer es ir por la vida comparando, pensando en que el hombre es mas flojo, que hace menos y gana mas, que son mas tontos, mas basicos...hay mujeres que hacen menos que yo y ganan mas, hay mujeres mas basicas y tontas que yo... Yo no tengo corsé...y cómo se nota!!!!

Paula Avilés

12 de mayo de 2008

mira yo creo que las más jóvenes tienen una versión mejorada, tal vez una versión beta que aún está en tester. No tengas miedo, el que tiene miedo no vive.

Barbara Mery

12 de mayo de 2008

¿pero... es un hecho? ¿no hay vuelta? que miedo... el hombre no cambió con la mujer???? ¿por que el hombre no a podido mutar como la mujer lo ha hecho? ¿que le impide?.

Paula Avilés

12 de mayo de 2008

Berni te encuentro toda la razón!!!! Lo he vivido, sin embargo me pregunto... cuánto nos dejamos regalonear, cuánta capacidad tenemos de cerrar los ojos pa ver si alguien es capaz de hacer las cosas en vez de nosotras... A veces no hay caso y el hombre en cuestión no tiene vuelta jajaja, pero creo que tb. nos les dejamos demasiados espacios libres. Esa ha sido la última reflexión existencial que me he hecho.¿Cuánto me dejo cuidar?

Berni Hartman

12 de mayo de 2008

Coincido plenamente con la Paula en que el tema da para mucho. Pero creo que como todo en la vida, la liberación femenina tiene sus cosas buenas pero también sus malas. Entre aquellas positivas están la independencia económica, la capacidad verdadera de multiciplidad de labores, y el hecho de que seamos consideradas no sólo como dueñas de casa. Entre las malas, pienso que esto logró que los hombres de hoy en dia se hayan vuelto aún más cómodos...¿"Para que voy a hacer tal o cual cosa si tú lo haces perfectamente bien"? Tu puedes!!!! te dicen todo el rato, pero no se dan cuenta que nosotras seguimos siendo mujeres y que nos gusta el regaloneo y de cierto modo la "dependencia" y la protección. He dicho!

Paula Avilés

12 de mayo de 2008

Este tema da para puuuuuu páginas y páginas de reflexión. No he leído el libro, pero siento que las autoras tienen razón el algún sentido, pero me gusta más la visión de Pilar Sordo que dice que durante el proceso de liberación femenina, las mujeres hemos perdido el gusto por las cualidades intrínsicamente femeninas... es más las hemos despreciado en nuestro afán de igualarnos al hombre. Me gusta la idea de que seamos diferentes, que nos fijemos en los detalles, que seamos sensibles y a veces hasta incomprensibles y menos prácticas, pero es nuestra escencia. En fin y los corsé... es más fácil soltarlos con la ayuda de alguien :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último