19 de 05 de 2008

La fragilidad de la vida

A principios de este mes el hermano de una gran amiga tuvo un accidente en auto, el chofer iba con unos tragos de más y a una velocidad que no se puede entender, perdió el control del auto, chocando contra un poste… el único herido grave fue Nicolás, quien murió unas horas después.

A muchos nos toca vivir una experiencia así de fuerte, a algunas personas más de cerca que a otras, pero son situaciones que nos mueven el piso y nos hacen mirar todo desde otra perspectiva. Así nos damos cuenta que como dice el dicho no valoramos lo que tenemos hasta que se pierde… ¿Por qué será esa nuestra naturaleza? No lo sé, pero hay algo de lo que sí estoy segura y es que de todo lo malo se tiene que sacar una enseñanza; todo pasa por algo. Yo me pregunto ¿cómo es que el conductor de este auto, no pensó en la vida de sus amigos cuando se subió en ese estado a manejar? Tampoco pensó en las familias y el daño irreparable que podía causar… espero que esto sirva para que todos los que lean estas pequeñas palabras tomen conciencia y entiendan que la vida es muy frágil y si bien hay disfrutarla a concho, también hay que cuidarla.

5 comentarios

Berni Hartmann

20 de mayo de 2008

Y en esta situacion si que se pueden ver quiene son "las verdaderas amigas"

Berni Hartmann

20 de mayo de 2008

Independiente de como sea el asunto, si cada uno es o no responsable de su propia vida, pienso muy de verdad que nadie que no haya tenido la triste experiencia de perder a una persona importante puede siquiera imaginar lo que eso significa-. Creanme, yo lo vivi y se muy bien lo que se siente.....

Bárbara

20 de mayo de 2008

Lamentablemente es cierto. La responsabilidad es de todos, pero pienso que cuando te llaga la hora no hay nada que hacer y puede pasar incluso sentado en tu casa viendo televisión. Lo que no significa que no seamos responsables y cuidemos nuestra vida y la de los demás.

elizabeth

20 de mayo de 2008

Comparto el comentario de que cada uno es responsable o no de su vida, ¿por que los amigos se subieron al auto si vieron al chofer que estaba en estado de ebriedad?, me imagino la carga que debe llevar esta persona con esta mala experiencia le sirva de algo si es que siente algo por el amigo que murió. Tengo 30 años y he aprendido a valorar mucho mi vida y la de los demás por eso no voy atropellando al mundo es pos de mi beneficio, pasenlo bien, disfruten la vida pero con responsabilidad...

Ale

20 de mayo de 2008

Perdón, pero creo que cada uno es responsable de sí mismo y yo me pregunto ¿cómo alguien se sube a un auto conducido por un borracho? Si cruzo la calle con luz roja, es muy probable que me atropellen. Obvio que existen los accidentes, pero no menos cierto es que muchos son evitables. Entonces, el "soplo de la vida" no es tan fragil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último