20 de 10 de 2009

La Fábrica es Mamá

 

Taconeras, el domingo 18 de octubre los argentinos festejamos el día de la Madre. Por eso, en esta oportunidad quisiera dedicar este espacio a mamá, esa persona que sin pedir nada a cambio nos regala su amor incondicional.
Hace unos días, mientras estaba en el trabajo, recibí un mensaje de texto que me dejó sin palabras: “Son un tesoro tan grande que a veces me sorprende que hayan salido de mi”. No sé cual habrá sido la reacción de mis hermanas, lo que les puedo decir es que a mí me empañó los ojos y me llevó a reflexionar.
Al margen de la transmisión genética que muchas veces nos convierte en pequeños clones de nuestras progenitoras, las hijas somos -en la mayoría de los casos- fieles reflejos de nuestras mamás. No por nada hemos escuchado frases como: “de tal palo tal astilla”,o “si quieres saber cómo será tu esposa en unos años más mira primero a tu suegra”.
¡Nada más cierto! Yo lo descubrí hace muy poco, cuando luego de prepararme el café matutino, ese que hago muy apurada, regresé con prisa a la cocina y aún sabiendo que llegaba tarde al trabajo, dediqué unos minutos a organizar la azucarera, la leche en polvo y el resto de los frascos desparramados en había en la despensa. Ya en camino, pensé en la naturalidad de aquella actitud, y en lo mucho que hubiera sorprendido a quienes me conocen y saben que el orden no es una de mis mayores virtudes. Así fue como la lista de similitudes creció y me descubrí fanática de las películas románticas, adicta al mate dulce por la siesta, y portadora del mismo mal humor los viernes por la noche, cuando el cuerpo pide a gritos un descasno y aún queda mucho por hacer.
Si bien la diferentes circunstancias nos llevan a desenvolver personalidades propias, a la que se suman también los aportes de papá, creo que ninguna mujer podría jurarse completamente diferente a su madre. Pensemos sino en todas aquellas veces que nos encontramos haciendo con los hijos las mismas cosas que prometimos desde pequeñas no imitar. Ocurre, que poco a poco la vida nos enseña que el amor incondicional es también prohibición, reproches, protección, rectitud y sobre todo capacidad para transmitir los buenos valores y costumbres.
Queridas madres… tal vez nunca nos vean como ustedes, levantadas a las seis de la mañana para organizar el hogar, amasando tallarines caseros u ofreciéndonos calladas a lavar los platos sucios luego de un almuerzo familiar. Pero por favor, nunca duden de que todos esos pequeños logros, que de alguna manera enorgullecen su corazón maternal, fueron indudablemente gracias a ustedes y a su ejemplo de vida.
Taconeras las invito a dejar en este espacio un comentario dedicado a mamá y esas cosas que día a día nos asemejan más a ellas.

Columna anterior Quien nos entiende Vicky Palazzi

6 comentarios

Tata

22 de octubre de 2009

¡¡Cuánta razón tienes!!! Muchas veces me encuentro repitiendo a mis hijas las palabras que en su momento me parecían fuera de lugar... También pienso que el mejor regalo que Dios nos dejó en la tierra es nuestra madre. Me parece genial la nota....¡¡¡BUENA!!!

Tata

22 de octubre de 2009

viki: muy buena tu nota! y muy cierta! muchas veces me escucho a mi misma repitiendo las mismas frases que me decia mi mami cuando era chica. En esa oportunidad no entendia el porque, ahora que me toca ser madre, y remar con mis hijas, y entiendo muy bien el porque de cada cosa y cuanta razon habia en sus palabras. Tienes una sensibilidad especial y se nota que llevas en el alma tu profesion. Te felicito y adelante!!!!

Magdalena Brescia

21 de octubre de 2009

que buena nota!!! todos tenemos algo de mamá, y mucho más que a veces no reconocemos ... muy real, felicito a viki y por muchas notas más que tanto nos gusta las mujeres.

mariana

21 de octubre de 2009

ay vikilina hermosa note....me puso piel de gallina.....es asi mi madre es lo mas importante que tengo es mi mejor amiga mi todo...y si soy muchas veces como ella aunque por ahi reniege nos peliemos gritemos pero es parte de esa relacion madre e hija q uno tiene...toda madre kiere lo mejor para su hija...x eso x ahi son tan pesadas no???..jejjee Bue viki hermosa nota como siempre lo haces....besotesss....

ale

20 de octubre de 2009

viki!! me sigues sorprendiendo con tus notas!! es muy real lo que cuentas.. uno vive renegando de lo que las madres hacen y cuando menos nos damos cuenta terminamos haciendo lo mismo.. es un clasico.. asique hay que empezar a entenderlas mas.... y de mi vieja! que puedo decir, es lo mas importante que tengo..una persona que no deja de admirarme la fortaleza que tiene y las pilas que le pone a todo!! espero heredar aunque sea una parte de lo ella es!!

Maris

20 de octubre de 2009

¡¡Que puedo decir yo de esta nota!! Que me emocioné hasta las lágrimas cuando la leí, porque si de algo padecemos nosotras las madres es el orgullo de que nuestros retoños los consideramos como el mejor regalo del cielo, como la cosa más maravillosa que nos sucedió en la vida... Y si, muchas veces somos cansadoras e insistentes pero lo que nos guía es los muchos años ya vividos que nos hacen ver un poco más allá del presente y que desea- riamos evitarles dolores, desengaños o sufrimientos, pero sepan taconeras adictas que siempre siempre, nos guía el profundo amor que les tenemos LA NOTA ESTA EXQUISITAMENTE MARAVILLOSA ( y sí no lo puedo evitar, decirlo ,pero estoy O R G U LL O S A!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último