14 de 01 de 2010

INFILTRADAS

Amigas comenzó mi nueva novela. Espero que les guste tanto como la anterior. Estaremos en contacto cada semana. ¡Suerte!Capítulo 1: EllasEra un día como cualquier otro, nada hacía pensar a Fernanda Larraín que algo distinto sucedería ese 14 de marzo. Como era costumbre, tomó su bolso, sacó una leche fría del refrigerador y partió rumbo a la universidad. Observó sin mayor atención que todas las pertenencias de sus padres y hermana estaban botadas en el suelo y que un silencio sepulcral invadía la casona. No pensó demasiado y se largó. Alcanzó a avanzar unos pasos cuando una camioneta negra la abordó. La tomaron rápidamente y le vendaron los ojos. Pero cuando escuchó su voz, supo que era el momento de devolver aquel favor de su padre.Para Andrea Rojas aquella mañana resultaba un poco más difícil de lo esperado. Su madre había amanecido peor y la habían llamado urgente del hospital. Ya no contaba con los recursos para financiar su cáncer y la carrera por la sobrevivencia se hacía cada vez más dura. Su pequeño puesto de verduras en La Vega resultaba insuficiente. Sin embargo, miró al cielo y respiró profundo.Tras caminar algunas cuadras sintió que la seguían.  De pronot la invadió el miedo, y en un instante el gas que había respirado en un abrir y cerrar de ojos la dejó inconciente. Un hombre la tomó discretamente y se la llevó.Ese 14 de marzo para Leticia Labarca era una jornada más de trabajo. Sus dos pequeñas hijas ya se encontraban en el jardín, su marido en la oficina y ella, por supuesto, en el canal leyendo las noticias como de costumbre. Pero no era feliz… se sentía vacía.Salió un momento del canal para fumarse un cigarrillo, y aunque notó algunos movimientos extraños a lo lejos no prestó demasiada atención. Dos minutos más tarde ya no estaba en aquel lugar,  a los lejos sólo se divisaba una patente desconocida.A 400 kilómetros de todas ellas, sentado en una silla, fumando un cigarro y sacando algunas cuentas, se encontraba Guillermo Fuentealba. Un tipo atractivo, de unos 45 años, que buscaba desesperadamente una forma de generar dinero fácilmente. Sin embargo, estaba a minutos de concretar el negocio de su vida. Bastaban sólo algunos llamados telefónicos para que su destino cambiara por completo.Todo está listo –escuchó al otro lado de la línea.Y era cierto. Los escenarios estaban preparados, las personas contactadas en su lugar y el dinero requerido en la cuenta bancaria respectiva. Sólo restaba encontrarla a ellas, ¡ellas!, que debían ser muy especiales.–¿Y cómo haremos para llegar a las correctas?, tu sabes que deben ser discretas.–Las hallaremos, ten confianza –le respondió la misteriosa voz.Guillermo cortó el teléfono, tomó una bolsa y dejó atrás la oscura bodega. No dejaba de pensar en cómo encontraría a esas tres mujeres que necesitaba para la operación. Pensó en enviar algunos correos electrónicos, retornar a determinados lugares, contactar a aquellos enemigos, pero todo era demasiado arriesgado. De pronto, su celular volvió a sonar.–¿Cómo?, preguntó Guillermo impresionado.–Tú confía en que ellas ya están.–No entiendo nada.–¿Crees que dejaríamos este asunto al azar?, a veces pienso que me equivoqué contigo- sentenció la voz.–¿Qué tengo que hacer?–Nada, sólo esperar un nuevo llamado. Tendré novedades en unas cuantas horas.En ese mismo momento un grupo de tres hombres encapuchados avanzaba en una camioneta con la primera fase del plan completa. Sabían perfectamente cuál era la ruta y los pasos a seguir. Las habían observado hace casi un año, conocían sus necesidades, sus más íntimos secretos, tenían muy claro que no podrían rechazar la oferta.© Cynthia Rosales. Derechos reservados. Prohibida su reproducción total o parcial

7 comentarios

Maria Ahumada Barraza

06 de mayo de 2014

Les envío mi biografía. BIOGRAFÍA DE MARÍA... La Mujer y sus Sueños María Ahumada Barraza. nació un día 8 de Julio del año 1953, en la asoleada ciudad de Calama. Desde allí que el desierto afloró sus vivencias en su corazón y comenzó a escribir de la vida. En su caminar a pertenecido a varias agrupaciones literarias, pero ha logrado identificarse con la agrupación Literaria y Artística “Libre Manifiesto” donde ha permanecido en el tiempo. También ha participado en encuentros literarios en ciudades de Chile como: To copilla , Antofagasta, Mejillones, Isla Santa María, Isla negra,Valparaiso,Melipilla,Rancagua, Pomaíre,Viña del mar , además de diversos concursos, adjudicándose así a la posibilidad de estar en la Antología Argentina “Crisol Literario”, viajando a este país a recibir una Mención Honrosa. También en la Antología Española “Lluvia de Recuerdos”. Y en la Antología Argentina “Elegidos 2007” ganando el Primer Lugar, donde viaja a recibir su premio. como también fue premiada en marzo 2006 por cultura y turismo por las arte en el día de la mujer . Los sufrimientos que han cursado su vida, la han llevado a expresar todo el sentimiento y pasión contenida en el alma, lo que se ha visto reflejada en sus producciones literarias: “El Dolor de las Madres”, “Ángeles en la Tierra” y “Amor, Sentimiento y Pasión”. Pero como el campo literario para María Ahumada, lo reconoce como muy amplio, se atreve, una vez más, a escribir sobre un tema tan sensible y delicado como es la vida de la mujer. Es así como en le libro “La Mujer y sus Sueños” desarrolla paso a paso a través de la pluma, los sinsabores, las pasiones, los sufrimientos, las alegrías y sueños de las mujeres del mundo, esperando que su sentir y su pensar, logren ahondar en el corazón de quien lo lea y sea así un aporte para el amor que cada mujer debe tener así misma. Fue jurado en varios certamen de poesía, más fue jurado por Cultura y Turismo en cuentos cortos, su ultimo viaje fue a Granado y Canela Brasil, así María ha sido excelente y una buena escritora.

Maria Ahumada Barraza

06 de mayo de 2014

Me encanta la revista. muy buena, moda , zapatos. Una tarde de verano, Alexis celebraría el cumpleaños de su hijo, que cumplía un año de vida. Estuvo con su padre y hermano hasta cierta hora de la noche, estaban muy contentos por el cumpleaños del pequeño, luego salió de casa para ir a ver a su amada mujer y a su hijo, Alexis estaba muy contento de tener un hijo tan hermoso, pero el destino le cruzó un mal momento, cruzaba la línea del tren, dicen que no lo escuchó, o el maquinista no lo vio, ni tocó el pito de advertencia, esas pesadas ruedas de fierro, le quitaron la vida… La noche fue negra, como la oscuridad del alma cunado un hijo se va y no volveremos a verlo, sus padres no podían creer lo que había pasado, su madre en un grito de desesperación, sus hermanos se tocaban una y otra vez la cabeza. Tristeza en una tarde de verano, querer dar vuelta al mundo, para saber lo que pasó realmente, en ese trágico accidente, ofrecer un abrazo para calmar las penas, de no tener resignación, la dulce voz que se apagó, en una noche, donde los extraños van y vienen. Después de disfrutar momentos de alegría, a Alexis le encantaba el grupo los maravillosos, se fue sin decir palabras. Escuchar el llanto desgarrador de su madre, es desvanecerse en el abismo sin final, convencer al corazón que todo estará bien es pensar que lo dices solo para consolar a su familia. Encontrar la palabra exacta, jamás podríamos… Resistir el dolor sería un encanto, el llanto, las lágrimas de una madre, nadie las puede secar, ni sacarle la tristeza profunda que lleva en su alma, su partida es el dolor más grande que una madre puede sentir, sin resignarse a haberlo perdido. El mar ahoga las penas de la triste partida, lágrimas sin secar, ni tiene resignación, ni conformidad, anhela volver a abrazar a su hijo, tal vez quiera aliviar su tristeza, sus sueños son desvelos por las noches, se hace siempre la misma pregunta ¿Por qué? Jamás recibirá una respuesta, el pensamiento va más allá de su propia vida, solo quiere morir para estar cerca de su hijo, siempre prepara su vestido y su velo para visitarlo en el campo santo, va llorando y piensa, me gustaría sacar a mi hijo de donde está, abrazarlo para decirle cuanto lo amo, mi corazón llora y sufre tu ausencia… Fue un día muy malo, está presente en su memoria no quiere volver a escuchar el pito del tren, nunca más, se siente abrumada, triste, con ganas de gritar al cielo, devuélveme a mi hijo, atropellado por el tren, no quiere entender nada de la vida, está en un abismo sin fondo, cae a un precipicio sin poder detenerse, es inexplicable, desgarrador ver a una madre pidiéndole a su hijo que la ayude, quiere alegría y compañía de Alexis, dura realidad y penas que jamás podrá olvidar, para muchos mañana será otro día, pero para unamadre, es la oscuridad de su alma y la tristeza de sus ojos, quiere llegar al mañana, el día, para olvidar el pasado y estar con él. Es mirar al cielo y pedirle a Dios que le de la oportunidad de volver a nacer, las estrellas pasan por la ventana, alumbrando el cuarto del hijo que se fue. La historia de un hijo y estampar cada palabra de lo sucedido, como resignarse cuando un hijo parte a tan temprana edad, si aún tenía mucho por que vivir, un mundo que conocer, dejó a sus hijos en manos de sus madres y abuelos, Alexis será recordado y jamás olvidado, porque cuando murió su hijo estaba de cumpleaños. Su madre tiene rabia, impotencia de no poder hacer nada por su hijo que partió al cielo, sin decir adiós… Todas las madres que pierden a sus hijos, sufren sin resignación, porque toda la vida lo llorarán, lo recordaran con el amor más grande y puro que una madre puede tener por sus hijos, Dios bendiga a todas las madres del mundo… Una tarde de verano, Alexis celebraría el cumpleaños de su hijo, que cumplía un año de vida. Estuvo con su padre y hermano hasta cierta hora de la noche, estaban muy contentos por el cumpleaños del pequeño, luego salió de casa para ir a ver a su amada mujer y a su hijo, Alexis estaba muy contento de tener un hijo tan hermoso, pero el destino le cruzó un mal momento, cruzaba la línea del tren, dicen que no lo escuchó, o el maquinista no lo vio, ni tocó el pito de advertencia, esas pesadas ruedas de fierro, le quitaron la vida… La noche fue negra, como la oscuridad del alma cunado un hijo se va y no volveremos a verlo, sus padres no podían creer lo que había pasado, su madre en un grito de desesperación, sus hermanos se tocaban una y otra vez la cabeza. Tristeza en una tarde de verano, querer dar vuelta al mundo, para saber lo que pasó realmente, en ese trágico accidente, ofrecer un abrazo para calmar las penas, de no tener resignación, la dulce voz que se apagó, en una noche, donde los extraños van y vienen. Después de disfrutar momentos de alegría, a Alexis le encantaba el grupo los maravillosos, se fue sin decir palabras. Escuchar el llanto desgarrador de su madre, es desvanecerse en el abismo sin final, convencer al corazón que todo estará bien es pensar que lo dices solo para consolar a su familia. Encontrar la palabra exacta, jamás podríamos… Resistir el dolor sería un encanto, el llanto, las lágrimas de una madre, nadie las puede secar, ni sacarle la tristeza profunda que lleva en su alma, su partida es el dolor más grande que una madre puede sentir, sin resignarse a haberlo perdido. El mar ahoga las penas de la triste partida, lágrimas sin secar, ni tiene resignación, ni conformidad, anhela volver a abrazar a su hijo, tal vez quiera aliviar su tristeza, sus sueños son desvelos por las noches, se hace siempre la misma pregunta ¿Por qué? Jamás recibirá una respuesta, el pensamiento va más allá de su propia vida, solo quiere morir para estar cerca de su hijo, siempre prepara su vestido y su velo para visitarlo en el campo santo, va llorando y piensa, me gustaría sacar a mi hijo de donde está, abrazarlo para decirle cuanto lo amo, mi corazón llora y sufre tu ausencia… Fue un día muy malo, está presente en su memoria no quiere volver a escuchar el pito del tren, nunca más, se siente abrumada, triste, con ganas de gritar al cielo, devuélveme a mi hijo, atropellado por el tren, no quiere entender nada de la vida, está en un abismo sin fondo, cae a un precipicio sin poder detenerse, es inexplicable, desgarrador ver a una madre pidiéndole a su hijo que la ayude, quiere alegría y compañía de Alexis, dura realidad y penas que jamás podrá olvidar, para muchos mañana será otro día, pero para una madre, es la oscuridad de su alma y la tristeza de sus ojos, quiere llegar al mañana, el día, para olvidar el pasado y estar con él. Es mirar al cielo y pedirle a Dios que le de la oportunidad de volver a nacer, las estrellas pasan por la ventana, alumbrando el cuarto del hijo que se fue. La historia de un hijo y estampar cada palabra de lo sucedido, como resignarse cuando un hijo parte a tan temprana edad, si aún tenía mucho por que vivir, un mundo que conocer, dejó a sus hijos en manos de sus madres y abuelos, Alexis será recordado y jamás olvidado, porque cuando murió su hijo estaba de cumpleaños. Su madre tiene rabia, impotencia de no poder hacer nada por su hijo que partió al cielo, sin decir adiós… Todas las madres que pierden a sus hijos, sufren sin resignación, porque toda la vida lo llorarán, lo recordaran con el amor más grande y puro que una madre puede tener por sus hijos, Dios bendiga a todas las madres del mundo… AUTORA: MARÍA AHUMADA BARRAZA (DERECHOS RESERVADOS)

aleja

20 de enero de 2010

mi zapatilla se llama vuela!

aleja

20 de enero de 2010

ola oye podrias votar por mi zapatilla, es un concurso y la diseñe y kiero estar entre las 50 mejores, te inscribes para el sorteo de un par de zapatillas converse asi q = puedes ganar!!!!! espero tu voto x.o.x.o http://www.rompela.cl/

lorna

19 de enero de 2010

ufffffff quede con gusto a poco, ojala escribas pronto para saber como sigue esto, gracias saludos desde chile

stephanie

15 de enero de 2010

Cyntia me dejaste con la sensacion de q debo leer masssss..jajajaja no tardes mucho en escribir!!

suspirito

14 de enero de 2010

Chan! :D Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último