06 de 12 de 2010

Aceitunas, mandarinas, ¿melones?

Hola chicas, hoy les escribo en busca de ayuda, pero para eso primero debo empezar por atrás y contarles un poco de mi vi vida. El dilema comenzó en la escuela primaria cuando tenía 12 años. Antes de eso, era una niña normal, de contextura delgada, cabello largo y una sonrisa  simpática que, entre diente y diente, dejaba un gran espacio de luz (todavía conservo eso). Lo recuerdo como si fuera ayer, estábamos en clase de biología estudiando el tema de la reproducción: la fecundación, la gestación, el nacimiento y los cuidados posteriores del bebé, entre ellos el amamantamiento:-Como ven  niños, las glándulas mamarias son las encargadas de producir la leche materna para que el recién nacido pueda alimentarse y así crecer fuerte y sano- explicaba la maestra desde el pizarrón, mientras que el asombro y la curiosidad propia de estos contenidos mantenía al aula en inmutable silencio. De repente, desde el fondo, la voz de un compañero interrumpió la quietud:- ¡¿Pero señorita, si la leche materna se produce en las mamas de las mujeres, el bebé de Virginia se va a morir de hambre?!No creo que haga falta explicarles el revuelo y las carcajadas posteriores, hasta podría jurar que la maestra también aportó las suyas. Mientras tanto yo colorada, desconcertada y a punto de explotar de vergüenza comencé a comparar mis pechos con los de mis compañeras. ¡Era verdad! ¿Cómo no lo había notado antes? La mayoría de las chicas ya usaban sostén. También yo, la diferencia estaba en que el mío no tenía nada que sostener, sólo un par triste de pequeñas aceitunas. Ese día nació un problema, un complejo, mil apodos y junto a esto mil estrategias para disimularlo.Y así fue hasta mi adolescencia cuando el asuntito comenzó a perder gravedad. ¿El patito feo se transformó en cisne? No, nada de eso, sólo aprendí  a sacarle el jugo a los frutos que la vida me había consignado. Descubrí que podía correr y saltar libremente, dormir boca abajo tranquila y usar cualquier tipo de ropa sin ninguna complicación. Así fue como la paciencia y la actitud fueron transformando a ese par de aceitunas en dos maduras mandarinas.Pero resulta que comencé esta nota pidiéndoles ayuda y todavía no les he contado el problema. Actualmente (tengo 27) conduzco un programa de televisión dedicado a las mujeres y a su complicado mundo y, dentro de este trabajo periodístico, he conocido a muchísima gente y creado nuevas amistades, entre ellas la del Dr. Cárdenas. Uno de los mejores  médicos cirujano de Santiago del Estero y provincias cercanas, en cuanto a reconocimiento, profesionalismo y trayectoria. Hace muy poco en una de nuestras entrevistas, el gigante dormido parpadeó.-¿Y vos nunca has pensado en ponerte lolas?- me preguntó el doctor-¡Noooooooooooo gracias, yo estoy bien así! ¡Complejos no tengo!- Ok, igual pensalo tranquila que yo te puedo ayudar en lo que necesites. La decisión es tuya.Desde ese día mi mente no ha tenido descanso: ¿y si esta fuera mi oportunidad? ¿Y si por fin podría sentir lo que sienten las mujeres de Bay Wach al correr por la playa? ¿Y si nunca más se me presentara una propuesta como ésta: sin costos, sin preocupaciones y con la absoluta confianza de que voy a estar en buenas manos?  ¿Y si tal vez podría tener un par de hermosos melones?Hoy me levanté y me miré al espejo, de repente esas mandarinas forjadas con paciencia y actitud habían vuelto a ser un par de tristes aceitunas.¿¿¿¿¿Qué debo hacer?????

10 comentarios

eugenia g.

07 de enero de 2011

virginia, pienso, y creo entender de moda, sos mas fina y elegante con poca lola, si te pones, no dejes tentarte por la idea de lograr un gran cambio, hoy la tendencia es lolas pequeñas. Yo tengo naturales, pero vistosas y en mucha ocasiones me molestaron, y tengo que acomodarme el escote. Para decidir parate frente a un espejo, y descubri si te gusta como te ves, Ademas, puedes usar sin corpiño, musculosas sueltas que insinuan,tienes muchos recursos mujer!!! hace que los hombres desvien la mirada a otro lado y no a las lolas. saludos eugenia g,

Ana Maria Flores C.

11 de diciembre de 2010

Hola amiga, tengo 31 años y al igual que tu el tener pechos pequeños no era tema, pero despues de tener a mi hijo si cambie de opinion ya sabes el amamantar los transformo y no fue prescisamente para mejor! Un dia x tome la decision de ver un cirujano y consultar, total no perdia nada, lamentablemente por problemas economicos tuve que desistir, pero si yo estuviera en tu lugar creeme que si me operaria, pero tratando que sean armonicos a mi cuerpo ya que mi contextura es delgada y se verian grotescos demasiado grandes, ten confianza en que tomaras la mejor decision, un beso y suerte!

Ross

09 de diciembre de 2010

nooooooo no agas eso yo uso talla c desde que tenia 15 anos ahora tengo 25 y soy D no sabes lo molesto que son no te dejan dormir boca abajo,las blusas de botones no te sierran los primeros botones y son super molestos al correr. yo quiciera haserlos mas pequenos y levantarlos un poco jjejejej

pam

08 de diciembre de 2010

mmmmmm a ver, si es algo que te acompleja te podrias poner un poco, una cantidad que no te transforme en otra persona, si no que te de mas seguridad. ahora, llevar pechos tampoco es llegar y salir a la calle asi como asi, yo tengo una tia que se puso, harto, y ahora anda todo el dia tratando de ocultarlo. yo tengo pechugas talla d, y la verdad cuesta trabajo saber aceptarlas y llevarlas. podrias probar poniendote relleno un tiempo y viendo como te sientes con mas volumen en esa zona.

magui

07 de diciembre de 2010

más allá de los consejos de todas, la decisión es tuya, lo mejor es que hagas lo que sientas y te va a ir mucho mejor, es bueno escuchar consejos pero la decisión es tuya! adelante! las experiencias ayudan pero al fin y al cabo cuando hacemos lo que nos dicta nuestra mente y corazón nos sentimos mejor!

Camila

07 de diciembre de 2010

Los pechos grandes en mujeres menudas se ven vulgares! Si eres de contextura delgada es mejor que te quedes como estas!

GLENDA OROZCO

07 de diciembre de 2010

LOS SENO PEQUEÑOS NO SON PROBLEMA, A MI ME CRECIERON MEJOR DICHO MI NOVIO ME LAS HIZO CRECER SIN CIRUGIA

Pao

06 de diciembre de 2010

eso es verdad... no te miran a los ojos solo se fijan en tu escote :(

Marcela

06 de diciembre de 2010

Virginia... Creo que el tema de la cirugía va de la mano de la seguridad. Yo me opere hace 5 años la nariz, y aunque nunca tuve problemas de autoestima, cuando se me dio la oportunidad la tome y la verdad es que no me cambio la vida, pero si me sentí mejor y creo que fue la mejor decisión que pude haber tomado, si para ti es un tema de autoestima hazlo, pero si es por caer en los canones de los demás, puedes sentirte muy mal. Además tener pechugas puede ser una complicación, de hecho tengo una amiga que le trajo más problemas tenerlas, porque los hombres dejaron de verla como persona y solo mirarla por sus lolas...

Pao

06 de diciembre de 2010

Hol, mira mi situacion es a la inversa tuya. Desde pequeña (11) tengo grandes pechos y me molestaban demaciado. o sea ni si quiera queria asistir a clases de gym. Si te acompleja mucho tener poco busto yo te aconsejo que te operes, pero no te pongas mucho. mira que la gravedad es algo complicada a traves de los años. Yo siempre e querido operarme para sacarme y levantarme un poquito el busto. el mio mide 105 cm. uuu una copa de señora ya :( tengo 20

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último