13 de 12 de 2010

Esos años de colegio

Taconeras, este fin de semana me junté con mis compañeras de colegio a celebrar los … años de haber salido del colegio (ese dato me lo guardo), y me encontré con varias amigas a las que no veía hacía tanto tiempo, y que además seguían exactamente igual a como las recordaba, bueno no igual físicamente, porque los años pasan y se notan, sino que su forma de ser no había cambiado en absoluto. Las mismas tallas, la misma risa y el mismo sentido del humor. No paré de reírme durante las seis horas que estuvimos juntas y lo mejor de todo fue cuando comenzaron a relatar las historias de lo que hacíamos cuando estábamos en 4º medio. Fue demasiado rico recordar esos años de juventud, donde las hormonas andaban a mil por hora y donde la prioridad número 1 era: ¿ qué vamos a hacer este fin de semana? Nos acordamos de los pololos, los pretendientes y los que no alcanzaron a ser más que amigos con cierta ‘ventaja’. Algunos de ellos están convertidos en unos gorditos pelados bien amorosos, pero de ahí no pasan.

Bueno algunas de mis amigas están bien estupendas y algunas no tanto, pero todas muy preocupadas del look, era bastante obvio, había que llegar bien producida para que no pensaran que uno estaba dejándose estar. A algunas se les habían olvidado ciertas anécdotas, como a mí, que no me acordaba de las maldades que les hacíamos a los profesores, como cuando le pusimos  ‘bombas chinas’ al profesor de física, es que era bastante fome, y cuando se dio cuenta de la broma salió indignado de la sala de clases y le fue a contar a la Madre Superiora (era un colegio de monjas) y ésta nos dejó castigadas toda la tarde en nuestra sala sin hablar una sola palabra.

La paciencia de ella porque se quedó ahí . O cuando unas compañeras, obvio que las más osadas y divertidas, decidieron cambiar las notas de todas en el libro de clases: a las ‘mateas’ les bajaron las notas y a las más flojas se las subieron, entre esas estaban ellas. Bueno reconozco que la ‘malvada travesura’ de nuestras compañeras, a quienes no delatamos por cofradía, nos dejó sin la fiesta de graduación, o sea el vestido para esa noche se fue derecho al clóset… Y así pasó mi tarde del sábado entre risas y recuerdos, entre amigas y algunas no tan amigas, haciendo una retrospección y dándonos cuenta de que a pesar de los años que han transcurrido, y de las pocas veces en que nos hemos reunido, seguimos teniendo esa misma picardía que nos caracterizó en la adolescencia.

Ustedes no se imaginan cómo me reí y lo bien que me hizo para eliminar un poco el estrés de fin de año, pero sobre todo para descubrir, una vez más, que reirse es una de las mejores medicinas que hay para el alma. Por eso les aconsejo tomarse la vida con más sentido del humor, ser menos ‘gruñonas’, dejar de lado nuestras obsesiones por el orden y la limpieza, aceptar que el marido es desordenado y que los hijos cooperan poco. ¿Les parece? Ahora, ¿me cuentan alguna anécdota o ‘maldad’ que hayan hecho?, así mientras escriben se reirán recordando esos momentos.

¡Suerte!

1 comentarios

ChicaBurbuja

14 de diciembre de 2010

Tengo la suerte de que MIS AMIGAS son las del colegio, con las que en la mayoría de los casos crecí desde casi el pre-kinder así que las anécdotas son siempre pero siempre recurrentes en nuestras juntas! Creo que una de las mejores fue cuando a una profe que nos había hecho la vida imposible le llevamos de huevos y pasta de dientes el auto jajajaja fue muy divertido ya que además nunca nos descubrieron. Ttambién estábamos en un colegio de monjas por lo que solíamos escondernos en la capilla para no entrar a clases: fue nuestro gran escondite hasta que nos pillaron. Ya más grandes más de una vez nos pillaron fumando en el baño del colegio o nos mantenían en la "inspectoría" (jajajaj que divertido suena ahora) porque andábamos con aros, anillos, algo de maquillaje o mechas en el pelo que no iban con el atuendo de una niñita de colegio religioso wuajajaja Que divertida esa etapa de nuestras vidas y sin duda todas coincidíamos en que volveríamos a vivir al menos un día como esos ;)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último