22 de 12 de 2010

Vale la pena vivir: Navidad

Ese 24 de diciembre me desperté más temprano que de costumbre. En mi casa había una sensación de paz que me gustaba mucho , mi perra Samanta, no había ladrado en toda la mañana y mis hijas dormían, profundamente, enrredadas entre mis sábanas y sus sueños… por un segundo pensé que estarían soñando con los conejos que habían pedido para esa navidad…
Me levanté y salí a tomarme un café mientras regaba…
¡¡qué rico regar en la mañana!!
Miré el jardín y no pude negarme a mi misma que me encantaba la idea de que hubiera conejos…En la tarde, llegó mi mamá y partimos a misa, mis hijas estaban ansiosas y a cada rato me preguntaban cuánto faltaba para volver a la casa… que si el viejito se había acordado de ellas. En sus caritas, dulces y espectantes, podía ver toda la magia que produce en estas fechas la Navidad. Pude recordar la felicidad que me provocaba despertar y encontrar dentro de mis zapatos los dulces que mi abuelo dejaba como al descuido.

Volvimos a la casa y, ellas quisieron entrar primero, unos gritos que no sabía si eran de llanto o de alegría, sonaban al fondo del patio.
Nos apuramos, mi mamá salió al jardín y yo preferí quedarme atrás, no me quería perder esa imagen tan pura, tan simple y a la vez tan potente. Me quedé quieta esperando… primero apareció la sorpresa, luego apareció la certeza, luego apareció la risa y despues apareció la ternura. Todo, absolutamente todo lo pude ver desde mis ojos de mamá, mezclados con los de mi niñez, y le di las gracias a Dios por poder volver a sentirme niña un instante. Ahí, en el medio del jardín, cada una de mis hijas con sus conejos en sus manos, jugaban a ser mamá. Una partió a la cocina y llegó con tres zanahorias, se las repartió a las hermanas y juntas se pusieron como en una ronda a jugar a que la zanahoria era una mamadera y cada una tomó a su conejo y lo empezó a alimentar.

Después vino el bautizo; ellas asumieron que su coneja era hembra… así es que ahora tenemos a la Anastasia, a la Blanquita y a la Pimienta saltando por el jardín. Casi todos los días me siento feliz…. digo casi, porque hay otros días en que las devolvería la polo norte… a las conejas por supuesto!!!! (jajajaja). Feliz Navidad Taconeras. Les mando paz, amor y muuuuuuuuuuucho humor!!!!!

12 comentarios

maria cristina

23 de diciembre de 2010

que rico volver a sentir esas ricas emociones de la niñes impregnadas de ilucion ,alegria,espontaneidad ,ternura,........y ...y todoooooooooo.Muy lindo cuento.......miles de bendiciones en todas las areas de sus vidas....y.....felicitaciones a la autora¡¡¡¡¡¡¡

pam

23 de diciembre de 2010

que tierna historia, me imagino que debe ser hermoso tener conejitos saltando por el jardin :) PD: como comentario aparte, que paso con el capitulo de el clan?? se publica los martes, o lo cambiaron?

GLENDA OROZCO

23 de diciembre de 2010

QUE VIVA LA NAVIDAD Y ESA HISTORIA TAN TIERNA Y DULCE, SEA CUAL SEA EL REGALO, ES LINDO Y HERMOSO VER COMO LO DISFRUTAN LOS QUE LOS RECIBEN Y UNA SE SIENTE TAN LLENA DE ESA ALEGRIA Y ESE AMOR. GRACIAS POR COMPARTIR TAN LINDA HISTOIA

VALE MADRID

23 de diciembre de 2010

me encanto cuando llegaron esos conejitos!! todavia me acuerdo de como me sentia cuando entramos por la puerta, y salimos al´patio, y... ahi estaba!! la enorme jaula verde con ruedas que tenemos hasta el dia de hoy...solo que modificada a un lujoso departamento flotante... jajaja, esta pegada a la muralla. lamentablemente, como asumimos que eran hembras, nos llevamos nuestras sorpresas, pero somos felices con 2 de 3, porque mi pimientita se escapo hace un par de meses... pero la anastasia y la blanquita siguen viviendo tranquilamente echadas en su jaulita... ojala les haya gustado la historia, y ojala algun dia puedan sentir esa emocion hacia algo dessconocido, pero tan esperado, ¡¡sigan leyendo las columnas!! ¡un beso a las taconeras! [¡¡de tu hija!! te quiero mucho]

elisa vidal

23 de diciembre de 2010

XIMENITA , GRACIAS POR TUS COMENTARIOS. QUE RAZON TIENES !!! TE QUIERO CONTAR ALGO QUE ME ENSEÑARON HACE ALGUNOS DIAS...Y QUE ME HIZO MUCHO SENTIDO: LO QUE NOS TOCO VIVIR, ES LO QUE TENIAMOS QUE VIVIR PARA SER LAS PERSONAS QUE HOY SOMOS. LOS PAPAS QUE NOS TOCARON, SON EXACTAMENTE LOS PAPAS QUE TENIAMOS QUE TENER PARA TRANSFORMARNOS EN QUIENES SOMOS HOY. LO QUE ELLOS HICIERON CON NOSTROS Y POR NOSOTROS ES LO QUE APRENDIERON DE SUS PADRES Y QUE CON AMOR NOS TRASPASARON. Y ESO YA FUE ASI!!! HOY SOMOS NOSOTROS LOS QUE CON AMOR DEBEMOS TRASPASAR LO MEJOR QUE NOS DIERON Y MODIFICAR LO QUE A NUESTRO CRITERIO NO FUE LO MEJOR!!!! A LOS PADRES HAY QUE HONRRARLOS Y AGRADECERLES EL HECHO DE HABERNOS DADO LA VIDA!! FELIZ NAVIDAD!!!

ximenita

22 de diciembre de 2010

que lindo relato, debo decir que el rostro de mi hijo tambien me llena de sentimientos; por un lado me da una pena tremenda cuando llora con pena por algo ( por su tetita que la ama y no la quiere soltar por ejemplo), pero tambien una descubre lo que es realmente la pureza de los niños y en su capacidad de asombro... es incleible verlos cuando abren un regalo o saben que les espera una sorpresa, de hecho una se pone en el lugar del hijo y piensa y si a mi me hubiera pasado, yo estaria igual de feliz. reconosco que no infancia no fue la que yo hubiera querido, pero sin duda a mi pequelito le estoy dando lo que relamente le da felicidad... AMOR DE MADRE. una descubre lo que es realmente el amor verdadero, el amor puro... !!!!! felicidades en estas fiestas ¡¡¡¡¡¡¡

elisa vidal

22 de diciembre de 2010

FELIZ NAVIDAD PARA TI TAMBIEN ELE !!!!! QUE DISFRUTES CON TU MARAVILLOSA FAMILIA LAS COSAS SIMPLES DE LA VIDA...ESAS QUE NO SE COMPRAN EN LAS TIENDAS!!!!, NI EN NINGUNA PARTE...SOLO EXISTEN EN EL CORAZON!!!

Ele

22 de diciembre de 2010

Me encantó!!!!!!! Feliz navidad!!

Carmenglo

22 de diciembre de 2010

Quién no ha querido alguna vez un conejo para navidad!! Yo tuve el propio hace muchas navidades (se llamaba Copo, igual que el perro de una amiga...esa es otra historia). Al leer tu columna, pude experimentar de nuevo (como en esa navidad en la que el Copo llegó a mi jardín) lo que deben haber sentido tus niñitas con ese día en que todo se transforma en magia, Me alegraste el día, Elisa. Leer tus comentarios me hace volver a reenfocarme en las cosas que sí valen la pena. Feliz navidad para ti y tus niñitas!!!

elisa vidal

22 de diciembre de 2010

GRACIAS LORENA LINDA!!!! GRACIAS CONIT@ !!! (FELICIDADES POR TU GUAGUITA!!!) GRACIAS A TODAS POR LEER MIS HISTORIAS.... SOLO LES PUEDO DECIR QUE: ¡¡¡VALE LA PENA VIVIR!!!!! ¿NO ES CIERTO? UN ABRAZO PARA TODAS Y NO PERDAMOS LA CAPACIDAD DE ASOMBRO!!!! ELISA

Lorena Valenzuela

22 de diciembre de 2010

Me muero de ganas de haber visto la cara de tus hijas y tu alegría también. Gracias por estar con nosotras compartiendo tus historias. Nos has hecho reír y seguirte cada semana. Feliz Navidad a ti y toda tu familia!!!!

Conit@

22 de diciembre de 2010

Que hermoso relato, estoy pronta a ser madre por primera vez y ver a un hijo debe ser el reflejo de uno mismo en la infancia, te felicito por tu familia que de seguro es hermosa y que Dios bendiga a tus hijitas :)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último