06 de 01 de 2011

¿Cómo generar una camaradería entre mujeres?


Las mujeres podemos ser nuestras mejores amigas y a la vez convertirnos en nuestras peores enemigas. Los celos y la sensación de falta de oportunidades puede unirnos y al mismo tiempo separarnos.
No es desconocido el que muchas mujeres tengan el claro propósito de desprestigiar a otra, simplemente porque les causa inseguridad o porque buscan diferenciarse de aquellas que parecieran no estar a la altura del asunto.
Asimismo, podemos ver mujeres que no sueltan a sus amigas por nada, son las primeras en defenderlas, en ayudarlas y en potenciar sus capacidades.
Para los hombres en cambio, generar fraternidades, camaraderías y realizar actividades recreativas en conjunto, es parte de generar los lazos necesarios tanto para la vida diaria, como para los negocios.
Es así como podemos ver que muchos de los grandes negocios y proyectos laborales nacen, como ejemplo, durante un partido de golf.
Pero, ¿qué mantiene desconectado al mundo laboral femenino?
La falta de tiempo, las preocupaciones, la desconfianza que se genera al sentir que existen escasas oportunidades para lo femenino y los celos, son importantes condicionantes que muchas veces mantienen a las mujeres aisladas en el mundo laboral.
Así lo asegura Debbie Phillips, autora del libro y de la comunidad “Women on Fire”,  quien además explica que lo peor que le puede pasar a una mujer es quedar desconectada de las relaciones en el trabajo.
Para la esta coach corporativa, las mujeres podrían ver incluso afectada su salud y aumentar su estrés, al sentirse solas y poco apoyadas en su mundo laboral.
Ellas necesitan tener un lugar donde sentirse seguras, apoyadas y donde poder ser ellas mismas… “Hablar desde la verdad, ya que así se vuelven conectadas y potencian su gran poder femenino”, asegura Phillips.
En una entrevista entre Debbie Phillips y la animadora y también coach corporativa, Bonnie Marcus, ambas coinciden en que la gran problemática de las mujeres es que les cuesta creerse el cuento, empoderarse, estar concientes del impacto del poder que tienen o podrían tener en los otros.

¿Cómo lograr conectarse con las colegas y alejar los celos de por medio?
“Lo primero es aprender a escuchar. En esta época en la que las mujeres, aún en su mayoría desempeñan un doble rol, el tiempo es valiosísimo y no nos damos ni un segundo para escuchar realmente al otro”, explica Debbie.
Pero se debe entender que el hecho de invertir parte del tiempo en mejorar o simplemente generar lazos de apoyo con colegas, permite desarrollar una red de colaboración, en donde se puede mejorar la calidad de vida en el trabajo con sólo tener a quienes pedir ayuda o poder contar con personas que te motiven en los momentos difíciles.
Otro punto importante en el que las dos especialistas coinciden, es entender que la comparación y los celos entre mujeres paraliza, es destructivo y afecta la autoestima. Pero si en cambio, nos fijamos de forma positiva en las cosas en las que las otras se destacan para así mejorar las nuestras, las cosas cambian, y para bien.

¿Por dónde partir?
Phillips señala que lo primero es ver a qué mujeres de tu empresa te gustaría conocer, y comenzar a fomentar instancias en donde compartir con ellas. Es decir, invitarlas a que almuercen todas juntas, a tomar té o a un after office. Darles a entender que sería interesante conocerlas.
Asimismo, es ideal estar dispuesta a ayudarlas y convertirte en un apoyo de constante motivación. Por lo que puedes tomar una actitud más activa en relación al resto  -que no es lo mismo que convertirte ni en un suche ni en una espía copuchenta- si no que, estar al tanto sobre en lo que están los otros o necesitan para, ya sea felicitarlos, darles ánimo u ofrecer tu ayuda (la que debe ser ofrecida de forma sutil y sincera, ya que a nadie le gusta la gente patera o que les digan que no son capaces de hacer las cosas solos).

El positivo ejemplo…
Escuchar las historias de otras colegas, ver y analizar cómo enfrentaron una situación y salieron airosas, o por el contrario, entender qué hicieron mal, nos ayuda  y nos guía sobre cómo nosotras mismas podemos manejarnos para obtener los resultados esperados. Esto según la autora de “Women on Fire”, aumenta y potencia el power femenino que tiene cada mujer y la consecuencia de este texto en donde expone los testimonios de 20 mujeres, que a su juicio “están on fire”.
Es así como en “Trabajo y Mujer” buscamos incentivar esta fraternidad entre mujeres en nuestra sección “Situaciones de Oficina” en donde se describen algunas historias que reflejan las cosas que viven muchas mujeres en el trabajo.
Anímate a ser parte de esta nueva camaradería entre mujeres!

6 comentarios

Josefina

17 de enero de 2011

La mejor manera de combatir los celos es dejar de compararse, todas tenemos algo especial y podemos potenciarnos entre nosotras...

María

17 de enero de 2011

Muy bueno!

miriam

09 de enero de 2011

hoola me pareció muy interesante esté artículo ya que ahora me doy cuenta de que es cierto cuando no nos sale bien algo nos lo recriminamos mucho y cuando algo sale perfecto no somos capaces de reconocer que fue por nuestro esfuerzo, a las mujeres no hace falta sentirnos más cpaces y seguras, además de poder confiar en las de nuestro mismo genero, es complicado pero intentarlo vale la pena.

Angélica

06 de enero de 2011

Yo creo que ahora actividades de deporte como el fútbol femenino, en donde las mujeres nos juntamos y pertenecemos en un grupo que nos valida y del que somos parte importante, también nos permite hacer negocios, conseguir pega y además nos motivamos mutuamente... Sobre todo, porque en el fútbol hay mujeres de todas las edades y carreras..

Javita

06 de enero de 2011

A mi me toca trabajar con una amiga y nos llevamos increíble... pero estoy muy de acuerdo... las mujeres nos cuesta evitar los celos!! hay que puro creerse el cuento!!

Cote

06 de enero de 2011

La verdad es que veo cómo mi marido siempre tiene cosas que hacer con sus compañeros, como se apoyan y yo en cambio siento full presión de mis compañeras de trabajo, incluso, trabajo con una amiga que es más mi enemiga en la pega que otra cosa... aunque creo también es parte de si la pega es competitiva o no, porque una amiga mía que trabaja en producción de eventos, donde son todas mujeres, anda para arriba y para abajo con sus colegas todo el tiempo juntas...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último