16 de 03 de 2011

Vale la pena vivir: A veces los cambios son buenos!!!

colegio, amistad, valores

Hola Taconeras: Estaba leyendo las opiniones de las Taconeras y ‘Taconeros’, (porque siempre me encuentro con comentarios masculinos en nuestro blog) y es increíble la cantidad de gente que tiene historias alrededor de los cambios de colegio y cómo a cada uno a su modo le afectó o le favoreció el cambio. Tengo que decir, ahora que han pasado demasiados años desde que salí del colegio, que el cambio al final de cuentas me sirvió mucho. Al principio me revelé y no quería decir ni el nombre del nuevo colegio, un liceo con número y todo. Hoy me siento orgullosa de haber estado ahí, no tanto por mí, (ya les contaré por qué) sino que por mis papás, que tuvieron la valentía de reconocer que no podían seguir pagando mi otro colegio y que ya no era vida seguir como estábamos. Es muy importante que reconozcamos cuando nos va mal y que tratemos de asumir la realidad como es. Sí, es difícil, pero es más sano. Los costos son altos cuando aceptamos la realidad, pero más alto son los costos emocionales de intentar demostrar un status al que ya no pertenecemos o tratar de llevar una vida de lujos que no nos corresponde, y empezar a aparentar ser quienes no somos. Me costó, incluso al punto de no querer usar la corbata, ni la insignia, y sin embargo cuando me fui dando cuenta de que no era la única, de que había otras personas como yo, pasando por una mala situación económica, y que eso no tenía nada de malo, empecé a disfrutar de la oportunidad de conocer otras amigas, otras realidades.

A mi me cambiaron a un colegio en que muchas de mis compañeras eran hijas de empleadas domésticas, vivían con sus madres puertas adentro en una casa que no era de ellas, en una comuna muy lejos de su realidad. De alguna manera ellas también estaban enfrentando un gran cambio, pero cuando uno es chico, sólo se ve el propio ombligo. Hoy me siento feliz de haber vivido esos años junto a ellas, de haber aprendido a mirar la vida como ellas, a conocer la humildad, la generosidad, ¡eso es impresionante! porque a veces no tienen nada y así y todo lo comparten, lo dividen, lo prestan, lo dan. Mirar desde mi experiencia actual esos años, me da nostalgia. Tal vez no fuimos amigas en todo el sentido de la palabra, pero ahí conocí mucho de lo que significa la verdadera amistad, la lealtad a prueba de fuego… En la próxima columna les contaré qué hice para revelarme del cambio. Por ahora los dejo con las reflexiones que vienen a mi cabeza, una vez que han pasado más de veinte años…. ¿Desde que entré o desde que salí? Jajjajajajajajjajjajja, eso si que es y será un enigma. Un beso Elisa.

4 comentarios

Elisa vidal

01 de abril de 2011

Jaime, me encanta encontrarme con tus comentarios en el blog, y es tan cierto lo que dices...creo que la letra de una de tus canciuones habla de esto o me equivoco? Un abrazo grande grande!!! Pasaré por tu academia de música en cualquier momento..... Elisa

CONSTANZA CORREA

31 de marzo de 2011

ME ENCANTA COMO ESCRIBES ELISA, Y LA PURA Y SANTA VERDAD!!!, TENGO 2 PRIMAS QUE POR PROBLEMAS ECONOMICOS LAS CAMBIARON A UN LICEO Y AHORA SON LAS MEJORES PERSONAS, AUNQUE UNO NO QUIERA MUCHAS VECES LOS CAMBIOS SON Y SERAN PARA MEJOR!!! MUCHAS GRACIAS POR COMPARTIR TUS EXPERIENCIAS DE VIDA.

jaime andrade

31 de marzo de 2011

Pues hoy es sabido,que mientras mas arriba el status,mas abajo la moral,en gran cantidad de casos. mercedes que se te vienen encima,soledad profunda,decadencia absoluta,roteria cuica,invalidez mental y emocional . La frialdad y la enajenación de muchas personas,muestran adonde se llega con el arribísmo.y francamente me dan pena,caminando tan vacios sin darse cuenta. Como artista músico,veo tánta idiotez generalizada en todo orden de cosas,haciendo imposible el crear ambientes adoc,para un mejor desarrollo ,de la expontáneidad y el afécto. y la retribución porsupuesto. nadie sabe que hacer,que decir,y yo alimento a los chanchos de vez en cuando.que me perdonen los chanchos. saludos amiga,cuando pasas por acá.

Lorena Valenzuela

16 de marzo de 2011

Elisa, que linda historia. La humildad es uno de los valores más preciados y que muy pocas personas poseen. Felicitaciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último