29 de 08 de 2011

La convicción de Violeta

El fin de semana fui a ver la película chilena “Violeta se fue a los cielos” de Andrés Wood, independiente de las críticas a esta versión  de la vida de la  artista chilena, la película me dejó con un aprendizaje de convicción enorme. Es increíble todo lo que la fuerza interior de esta mujer la llevó a hacer, la seguridad que tenía sobre lo que hacía, sobre el arte y el folklor chileno, lo que la llevó a dedicar su vida a conseguir su propósito y  plasmarlo con fuerza y coraje en el mundo, a pesar de su origen lleno de dificultades y necesidades.

Creo que la convicción está escaseando en estos días, poco a poco nos dejamos amedrentar por las relatividades, las inestabilidades, los juicios de otros y dejamos de vivir con la certeza puesta en nosotras mismas. Olvidamos poner el convencimiento en lo que somos o lo que anhelamos ser y miramos el exterior para que nos califique.

Dejemos que el corazón y la intuición tomen las riendas de nuestra vida, abalancémonos sin miedo en busca de nuestro propósito, de nuestras metas personales; dejemos de pensar en el dinero, en las comodidades, en el miedo al fracaso y creamos en lo único que es digno de creer: en uno mismo y en la sabiduría interna que traemos dentro (algunos le llaman Dios). Es eso lo que llena nuestra vida, lo que nos hace vibrar donde nuestros sueños son la guía de este camino. El miedo es el  enemigo que nos apaga y nos pone tristes,  pensar que no podemos, creerle el cuento a los que hablan de “imposible” o “nunca”, intentemos  borrar esa palabra de nuestro vocabulario y nuestra mente. Vivamos más libres, más auténticas, como cuando éramos niñas y creíamos que todo era posible. Fijémonos objetivos, perseveremos en ellos, callemos la vocecita del “no soy capaz” , “no sirvo” u “otro día”  y como Violeta:  seamos mujeres orgullosas de quienes somos.

Rosario Matte

Psicóloga, Terapeuta Corporal.

10 comentarios

Andrea

05 de septiembre de 2011

Felicidades!! me gustó mucho, sobretodo que además de ser un tema real y actual que acontece a muchos, pienso que hablas desde la experiencia y creo que eres un buen ejemplo a seguir!

Karo

31 de agosto de 2011

Que buena columna...que fuerza se necesita para callar esa vocecita... Cuando vi la película me emocione mucho...y a cada rato del día se me viene a la mente la convicción de Violeta...muy buena producción chilena :)

clara

31 de agosto de 2011

encuentro bacan tu publicación rosario es para mi es un punto de vista nuevo por que en el momento que la vi no encontré nada rescata ble, pero me gusto mucho tu punto de vista. Por ver lo positivo en las cosas felicitaciones

SenaVirtual

31 de agosto de 2011

Hola, Muy bueno tu artículo. No debemos olvidar quienes somos y lo que debemos conseguir para que nos sigan respectando. Saludos

tere*

29 de agosto de 2011

Rosario... Me encantó tu columna, es un recordatorio muy importante para todas, para tenerlo presente todos los días... Voy a ver la película con otra visión, independiente de las otras críticas que podamos hacerle si muestra a esa mujer con garra y que nos sirva para mirar la que tenemos dentro es un éxito! Gracias!

Marisol

29 de agosto de 2011

Excelente columna!Las mujeres tenemos mucho camino por recorrer,creyendonos el cuento propio.

pilar

29 de agosto de 2011

muy bueno!

Trini

29 de agosto de 2011

siii estoy muy de acuerdo, gracias!

Josefina

29 de agosto de 2011

La intuición es la madre de todo, nunca se equivoca, los que nos equivocamos somos nosotros al no saber escucharla bien, al errar entre sentir lo que realmente nos dice o el miedo de pensar que nos equivocaremos al escucharla.... Hay que volver a conectarse, porque está claro que ese es el camino de los grandes... más que demostrado!!! Buenísima la columna!!

Maria Jose

29 de agosto de 2011

Excelente columna!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último