20 de 10 de 2011

Tu relación con el maquillaje

Has escuchado las excusas que algunas mujeres dan cuando no logran sacarse partido en el diario vivir. Que el tiempo no alcanza, que prefieren  15 minutos más de sueño, que mientras voy camino a mi trabajo me maquillo usando el espejo retrovisor del auto o que no es necesario un espejo pues conozco mi cara de memoria, mil y una excusa para enfrentar un día full.

Muchas creemos que somos capaces de arreglarnos sin necesidad de ayuda ni asesoría alguna. Y  poco a poco nos damos cuenta que  realmente sí necesitamos algunos tips de maquillaje, tentándonos a formar un estuche de cosméticos lleno de todo tipo de sombras de colores y hasta cuatro a cinco máscaras de pestañas que ni siquiera sabemos cuándo usar, manteniéndolos por meses guardados sin uso alguno. Transformando ese estuche en un tremendo bolso de cosméticos que ni siquiera entra en la cartera.

El maquillaje es un elemento importante que toda mujer debe  conocer. Pues contiene transformación, vida, entretención, seducción y misterio. Este ayuda a transmitir una buena imagen en nuestro entorno social que en estos tiempo es tan importante para desenvolvernos, entregando agrado a quienes nos miran.

Destaca nuestra esencia, nuestra personalidad sin necesidad de armar un personaje que no tiene nada que ver con nosotras. A que mujer no le gustaría ser capaz de potenciar y demostrarse que no solo es tradición y rutina.

Las invito a conocer su morfología, destacando y corrigiendo esos detalles que muchas veces nos molestan o incomodan, pero  si o si están impresos en nosotras dándonos personalidad y carácter,  pudiendo corregirlos y armonizarlos, logrando cada día ser  mujeres más interesantes y femeninas. Nunca olvidemos que menos es más y en  maquillaje es una norma que se debe cumplir al pie de la letra para llegar a un buen resultado. Sobretodo en nuestro diario vivir.

Con pocos materiales y en poco tiempo puedes solo usar:

Corrector en crema: se utiliza para disimular manchas, ojeras, cicatrices.

Base: El tono que tienes que elegir es, un tono más oscuro que el de tu  piel o el mismo tono de tu piel.

Lápiz de color en crema: lo puedes usar como reemplazo de una sombra, ocupa poco espacio y es fácil y rápido en su uso.

Puedes delinear en el parpado móvil y luego esfumar hacia arriba con el dedo o usar la esponja que traen por lo general esos lápices.

Rubor: su aplicación tiene que ser muy sutil para dar la sensación de mejillas naturales, jamás aplicarse como una cruz en tu rostro.

Máscara de pestañas: la que te acomode, evitar las máscaras que te dan efectos en las pestañas, pues su uso continuo provocan daño a largo plazo.

Labial día: tonos neutros y según tu tipo de piel es el tono que debes usar.

-

Claudia Muñoz Infante

Magentta Técnias de Belleza y Armonia

2269272- 2071941- 09/9131871

2 comentarios

Mari Jose Garcia

21 de octubre de 2011

jajajaj yo soy la de la maleta de maquillaje, siempre digo que voy ver que me sirve jajajaj que loco no soy la unica.

Valentina

20 de octubre de 2011

Buenisimos datos! La verdad, como decía al principio, uno siempre le echa la culpa a la falta de tiempo, tal vez si pusieramos la alarma unos 10 min. tendriamos un poco de tiempo aunque sea para ponernos un lindo labial, encresparnos las pestañas y hasta cambiar de peinado. Menos es más, siempre. Un beso y las felicito por la edición de Cosmo Style que está buenisima, amé los tips de Megan Fox y los ejercicios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último