02 de 11 de 2011

La belleza de la amistad

Alguna vez te has detenido a ver cuántas personas han caminado junto a ti  durante tu vida llamándose amigos.

En mi recorrido de vida me he dedicado a observar que para muchos la palabra “amigo” esta dentro de su vocabulario como  diciendo le voy a poner bencina al auto. Sin medir a quien tienen en frente y ni siquiera darse cuenta que esa palabra contiene un  gran sentimiento en la práctica, embarga historia, recuerdos, sueños que muchas veces quedan solo en eso… sueños, pero nos llenan de ilusiones y entretención.

Dicen que en el amor no hay edad. Pues les contare que en la amistad tampoco hay edad.

Has probado relacionarte con personas de distintas generaciones sin sentirte vieja o niña, solo un igual. Esos seres que te invitan a compartir momentos  agradables, sin prejuicios.

Algunos van quedando en el camino por a,b o c motivo. Pero que importa si ya cumpliste con ellos y ellos cumplieron contigo. No los extrañes solo recuérdalos con cariño y comprende que son las sutiles normas de la vida. Ella esta llena de escritos irreconocibles que solo el recorrido del tiempo  los presenta.

Estas almas que acogen tus problemas o simplemente  no cuestionan tu proceder siendo tan respetuosos que solo con un buen café y un rico abrazo te dicen “nos hablamos mañana, que descanses”. Que agrado encontrarte con esas almas, sintiendo satisfacción de haberlas conocido sin saber como, cuando ni donde, solo fue que sintonizamos y comenzamos a caminar juntos sin mochilas.

Teniendo  lindos intercambios de vida con personas 20 a 40 años más que los tuyos, con personas llenas de ganas de entrega, anécdotas, cuentos, una fusión mágica y irrepetible. Armando una  mezcla perfecta  con  una mujer de 95 años y otra de 36 que juntas hacen una exquisita relación de amistad  tan fiel y anecdótica para muchos. Y que tal una profesora de 25 años con una alumna de 50, mejor ni hablar los momentos de entrega que se pueden formar perdurando en el tiempo.

Como me gustaría poco a poco compartir con ustedes esos momentos invitándolas a probar esos mundos que se entrelazan formando una gran historia. Cuestionando el momento que  cuando esas amigas se van, porque su ciclo de vida termina quedando tú inconclusa. Pensando ¡vamos que se puede!!, pues ahora me queda recordar y seguir riendo de nuestras anécdotas y nuestros grandes y queridos cuentos.

El tiempo en esto  juega un papel de  bomba  no lo desperdicies con responsabilidades rutinarias. Pues tarde o temprano  miraras hacia atrás y dirás….. ¡qué hice¡… o que lindo hubiera sido si……………!

Me gustaría compartir tres sugerencias con ustedes:

1 Si recuerdas a un amigo, no digas más tarde lo llamare, llámalo apenas lo recuerdes. Le darás una linda sorpresa.

2 Nunca saques sentimientos de desagrado porque se ha alejado de ti, tú no sabes en que etapa esta ese amigo.

3 Jamás le dejes de decir cuanto lo quieres. Te aseguro que al comienzo se incomodara pero más tarde que temprano le enseñaras a entregar sin esperar recibir.

Dedicado a mis viejas y recordadas amigas!

Claudia Muñoz Infante.

Magentta Técnicas de Belleza y Armonía

2269272 – 09/9131871 – 2071941

6 comentarios

Valeria

07 de noviembre de 2011

Que columna... A decir verdad, me identifico mucho con lo que escribiste. Creo que la amistad es algo tan bello y sagrado, que no se tiene que tomar a la ligera. También es esta etapa de mi vida, miro hacia atrás y me doy cuenta de la cantidad de gente que se ha cruzado en mi camino y se agradece montones. De esa gente sólo queda un pequeño grupo, pero que ellas saben que son muy importantes para mi. Se que muchos quedan en el camino y más de alguno he extrañado, solo les deseo que se encuentren bien y que sus vida estén llenas de amor y cariño. Mirar fotografías es lo mejor para recordar a esos buenos, recordados y queridos amigos.

ivaniia

03 de noviembre de 2011

mmm... creo que nunca e tenido una mejor amiga tengo solo amigas pero en ninguna e podido confia plenamente ojala algun dia llegue una aunq me e dado cuenta qe estoy tan acostumbrada.

Claudia Muñoz Infante

03 de noviembre de 2011

que rico que les gusto !!! fue escrito con mucho cariño.....

Paola

03 de noviembre de 2011

Que lindo! mi mejor amiga y unica (los demas son conocidas) la conozco de los 14 años, ahora tenemos 21. Es como mi hermana y siempre nos contamos nuestros problemas, hablamos de nuestros pololos y reimos mucho. A veces incluso hablamos de como seremos cuando viejitas y diremos: aquellos tiempos...

Danismile

03 de noviembre de 2011

Claudia! que lindo artículo.. sabes? me paso algo similar cuando salí hace 2 años aprox. de 4to medio. Estaba en esa etapa en que sabes que en cuanto termine la fiesta de graduación es cuando la amistad se pone realmente a prueba, recién ahí sabremos quienes son nuestros amigos y quienes merecen ser llamados así .

Carolina

02 de noviembre de 2011

me encanto este articulo, esta buenísimo... Que bello es darse un minuto para reflexionar que importantes son los amigos en nuestras vidas, su sola existencia nos acompaña, cuida, empuja y levanta cada vez que lo necesitamos, y a diferencia de nuestra familia, son seres que por alguna razón que a veces escapa a nuestra comprensión elegimos y ellos nos eligieron para seguir un camino juntos ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último