07 de 11 de 2011

Tres cosas hay en la Vida: salud, dinero y amor…

“El que tenga esas tres cosas
que le de gracias a Dios.
Pues, con ellas uno vive
libre de preocupación,
por eso quiero que aprendan
el refrán de esta canción…”

Obviamente la canción sigue… y es bastante pegajosa, data de 1967 y fue la que lanzó a la fama al grupo pop español “Cristina y Los Stop”. ¿Qué tal?  Sigo buscando… Oh! Andrés Calamaro también escribió una canción y la interpretan los Rodríguez…¿Los Rodríguez no me suenan tanto, pero Calamaro, por supuesto que si! …¿No lo puedo creer? ¿También hicieron una telenovela que fue exitazo en 1997 en México y con este nombre!….y eso no es todo, hay más, ¡mucho más! “No soy la única” ja! Desde tiempos inmemorables los seres humanos hemos filosofado, escrito, cantado y pintado acerca de estos tres grandes conceptos que engloban la Felicidad en nuestra vida: Salud, Dinero y Amor! Sin embargo, ninguna persona sabe con certeza en qué medida los experimentará.

¿Y qué quiere saber usted? me pregunta don Alejandro, un hombre de unos 58 años, delgado, tez blanca, pelo castaño y ondulado, frente amplia y de voz modulada estéreo debido al cigarro.  “Lo qué me depara el futuro con respecto a Salud, Dinero y Amor”, respondí como si fuese Yolanda Sultana y habláramos el mismo idioma. Bien veremos… dijo don Alejandro.

Haciendo un resumen ultra ejecutivo, les puedo comentar que el brujo no tenía nada de chanta, por el contrario, en todo minuto se mostró como un hombre súper prudente y cuidadoso para exponer sus ideas, e incluso para buscar las palabras precisas y de esta forma no herir o crear falsas expectativas. Y lo más importante, lo que me dijo en casi una hora y media en que duró la sesión hace un poco más de tres años, se ha cumplido. Es más, fue tan buena su interpretación que lo volví a ver hace un par de meses atrás, luego de reunirme con una vidente, experiencia que resultó ser francamente impactante.

Es fundamental aclarar que ella no me conocía. No me había visto nunca y con sólo un vaso de vidrio, que me pidió que lo llenara con agua, más un palito de canelo, comenzó a recorrer cada uno de los espacios de mi casa desvelando, en su seguro caminar; sensaciones, vivencias y conflictos. También me desveló mi alma. Yo no dije nada, ni pío. Ella sabía perfectamente quién era, qué quería, qué me asustaba, qué me motivaba. También me tranquilizó y me dio esperanzas.

Ayer esperando el atardecer en la terraza de mi casa en compañía de un buen libro y de mi hijo que jugaba con un trencito a pilas miré al cielo. Estaba todavía claro, se respiraba la frescura de las flores y el pasto recién regado,  la luna estaba resplandeciente y vimos la primera estrella.  Adivinen! pedí tres deseos: Salud, Dinero y Amor!

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último