08 de 11 de 2011

A ser feliz!

Look 2

Hace algún tiempo vengo investigando sobre psicología positiva y me ha sorprendido la importancia que se le está dando a fomentar la felicidad en las personas. Es asombroso cómo este tema del que antes ni siquiera se conversaba, en la actualidad pasa a ser un ámbito de estudio e interés científico. Con justa razón, ya que es primordial generar y fomentar la felicidad en la sociedad, comenzando claramente por la de nosotros mismos.

Tengo la creencia que venimos a este mundo a  aprender a ser felices,  y que la felicidad no es un sentimiento agradable que va y viene, sino que es un estado profundo que se puede alcanzar trabajando conscientemente en el. Sin embargo me he dado cuenta que a veces olvido por completo ser feliz en el presente  y me concentro en trabajar para  “lo que me hará feliz en el futuro”, como lograr reconocimiento de otros, un mejor trabajo, una mejor casa, que se cumplan mis anhelos y metas, perdiendo tiempo en el trajín de cumplir con esas expectativas cuando en realidad el trabajo es mucho más simple.

Trabajar para lograr el estado de felicidad duradero es conectarme con esa emoción que está siempre disponible en mi interior. Darme cuenta de que todo está bien y que no tengo nada de qué preocuparme es un acto de conciencia supremo que me conecta con ese ansiado estado. También,  es ser capaz de agradecer cada mañana que estoy viva, la gente que me rodea, el trabajo que tengo, darme cuenta de las millones de cosas que tengo para celebrar y estar contenta.  Saber que cada día es distinto, y sacarle el jugo, disfrutar cada momento, hasta de las cosas más simples.  Darme cuenta  que todo cambia, que nada permanece sin alteraciones, y  aceptar esto con paz y alegría. En definitiva, tener presente que la felicidad no tiene relación ni con las circunstancias, ni con las personas que me rodean, ni si quiera con mis éxitos,  sino que es una elección que realizo a cada segundo.

4 comentarios

Elisa Vidal

15 de noviembre de 2011

Qué cierto todo lo que dices, gracias por hablarnos de algo tan simple y tan complicado a la vez. Porque no nos cuesta nada enredarnos y hacernos la vida dificil, cuando muchas veces es menos complicado de lo que parece. Y como bien dices...es una elección. ..que sea una epidemia...toda la razón....quiero enfermarme para siempre!!!

silvia

10 de noviembre de 2011

Coincido plenamente ...la felicidad esta dentro nuestro,solo tenemos que dejarla salir y que contagie ...que sea una epidemia ...saludos

Paola

08 de noviembre de 2011

A veces nos complicamos mucho... hoy estuve con mi mejor amiga y solo fueron unas horas, pero valiosos momentos con la hermana que nunca tuve. Hoy mismo ella me dijo alejate de las personas que te deprimen (porque existen). Son esos tipicos comentarios "estoy mas o menos" "ando media enferma" "me duele aqui o alla" son los que nos dan menos animos. Y en la etapa que estoy ahora prefiero alejarme de esa gente. Pues a pesar de todo doy gracias a estar viva y les deseo suerte a todas y todos. Muy buen post...

Rosario

08 de noviembre de 2011

Me encantó según mi parecer eso es la felicidad... Cariños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último