20 de 12 de 2011

Navidad más justa

Estamos en época navideña  y reclamamos sobre los tacos, las filas interminables, la agresividad de los conductores, el stress de la gente y el calor. Es que se nos acaba el año y nos damos cuenta de que tenemos millones de cosas que hacer y en la larga lista de regalos por comprar y compromisos por cumplir olvidamos reflexionar sobre cosas importantes.

Hace poco estaba con unos amigos conversando sobre lo mal que estaban distribuídas las riquezas en el mundo y lo evidente que se ve esto en nuestro país, muchos tienen muy poco y pocos tienen muchísimo, más de lo que podrían gastar en toda su vida. Extrapolado al mundo, vemos la cruda realidad de África comparada con el lujo sin límites de los emiratos árabes, y ¿qué es lo que ocurre? ¿Por qué tanta desigualdad? Muchos de mis amigos atribuían el problema a los gobiernos, al consumismo, al capitalismo, a la sociedad.

Yo considero que es fácil culpar a alguien, pero en cierta medida la responsabilidad del problema también es mía, yo formo parte de la sociedad, de la cultura occidental y por lo tanto algo tengo algo que ver en todo esto. Reclamo contra el capitalismo pero no dudo en ir a comprar al mega supermercado todo lo que me falta, acuso a las transnacionales que acumular todas las riquezas pero yo misma les doy mi dinero mes a mes cuando quiero algo de una multi tienda, o cuando elijo los productos en el supermercado, y es que estamos totalmente automatizados para comprar lo que nos dicen en los comerciales y la publicidad y olvidamos que tenemos la posibilidad de elegir, de preferir si queremos seguir financiando la desigualdad o hacer las cosas de manera diferente.

Ser más justos sería comprarle al señor del almacén,  ir a la feria,  apoyar al emprendedor local,  favorecer los productos nacionales,  informarse de dónde viene los que compro y hacia dónde va a parar el dinero que invierto.  Tenemos que aprender a ser más conscientes de lo que hacemos día a día, no podemos  seguir viviendo en una burbuja cuando la realidad es tan evidente, nuestro comportamiento sí tiene una repercusión en el mundo y no solo en nuestro entorno más cercano.

Les propongo sólo por esta navidad hacer las cosas de otra manera, beneficiar en la compra de nuestros regalos a gente con nombre, con cara, beneficiar a microempresarios, pequeños comerciantes, gente emprendedora para poder distribuir de manera más equitativa  la torta, esto  sí depende de nosotros y puede producir un gran cambio.

¡Un abrazo a todas las taconeras y Feliz navidad!

 

Rosario Matte Covarrubias

Psicóloga / Terapeuta Corporal

www.rosariomatte.com

1 comentarios

Andrea

21 de diciembre de 2011

Excelente! Muy feliz Navidad para tí Rosa querida! Un gran abrazo y un besito Andrea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último