13 de 01 de 2012

Para los picoteos de verano, hay que tener pasta

El verano es para no hacer nada, si estamos de vacaciones mucho mejor, playa, sol, mar, relajo es lo primero que se nos viene a la cabeza. Por eso es necesario que sigamos con esas premisas y las fortalezcamos. Lo mejor de un día de vacaciones es levantarse tarde a desayunar, con pijama por supuesto, en una terraza de la casa de veraneo, ya sea mirando el mar, el volcán, el campo, los cerros, etc.

Una vez desayunado, vendrá la ducha y al salir de ésta ya estaremos desocupados, ¿Cuántas veces no soñaste con esta situación en el año? Ahora, si tienes niños, no quedarás desocupada y tendrás qué ser creativa  para entretenerlos, pero el centro de la atención, serán los más pequeños y los problemas de trabajo, labores de casa (nanas, arreglos, jardinero, tareas de colegios, etc) no estarán ocupando nuestras energías.

Si los niños van a ser nuestra preocupación esta será compartida. ¿Qué hacer de almuerzo? Piense en cosas simples, rápidas de hacer, ya que los días son largos y debemos disfrutar lo máximo posible de la playa, el campo, lago, río, la montaña, etc. Ese relajo será después del almuerzo hasta la hora que se va el sol.

La hora de la comida será otro tema, pero por qué no suplirla y reemplazarla por un aperitivo o un rico picoteo como se dice en  buen chileno. Las ideas pueden ser muchas, pero yo daré algunos tips para que puedan echar a correr la imaginación y tengan picoteos variados durante los días de vacaciones.

Si hicieron un asado, perfectamente pueden picar muy pequeñita la carne que quedó, combinar con mayonesa, cilantro picado y disponer sobre tostadas. En el caso de las pastas para untar, es época de albahaca, cilantro y perejil, pueden poner partes iguales en la licuadora, agreguen limón, un poco de aceite de oliva, un trocito pequeño de cebolla o cebollín, más un trocito de pimentón verde, licuen y hagan una pasta homogénea que les quedara de un verde intenso, dispónganlo en un frasco con abundante aceite para conservarlo por varios días, esto mismo rico queda sobre tomatitos de coctel pinchados con mondadientes, sobre queso crema untable o sobre cubos de queso fresco.

El infaltable tarro de palmitos de la bodeguita de mercadería, puede ser abierto, luego picarlo muy pequeño, mezclar con un poco de mayonesa, yogurt natural, jugo de limón y ciboulette picado. Ahora si gustan de los brócolis, pueden ser cocidos, y luego molidos con un ajo machado, sal, pimienta negra molida y unos toquecitos de merkén.

La coliflor rallada cruda con mayonesa, sal y mucho limón es otra alternativa, en el caso de las aceitunas pueden ser molidas con unas hojitas de salvia y alcaparras, mas jugo de limón y sal. Si gusta de los pimentones los puede disponer directo a la llama de la cocina, se pondrán muy negros ya que se quema la cáscara,  luego pélelos bajo el chorro de agua y licúelos con aceite de oliva, salsa de soya y un poco de azúcar morena.

Las ideas pueden seguir y seguir, el tema está en que veas que hay en el refrigerador, juntes uno o dos ingredientes y te dispongas con tu familia a disfrutar de un picoteo veraniego, al fin de cuentas ya tienes pasta para esto.

1 comentarios

Aida

20 de enero de 2012

Que buenas ideas y consejos, se ven muy buenas las opciones que presentas en este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último