16 de 01 de 2012

Capitulo I: ¡Hola Año Nuevo! ¿Te Tinca Comenzar de Guatita al Sol?

“Calentando motores para dar el 1.000% durante el 2012”…Con este enérgico mensaje finalicé el año, sin embargo, lo que no sabía era que el 1º de enero lo iba a iniciar convertida en “una todo terreno” y lista para atacar la cumbre… ¿¿¡¡Queeeeé!!???? Si y aunque de frentón les confieso que no logré llegar a la cima, el haber aventurado en un terreno totalmente desconocido, sembró en mi un nuevo deseo… impulso… ¿qué tal si lo dejamos en un nuevo desafío? (me encanta esta palabra…”desafío”…. Encuentro que le aporta una cuota de prudencia a la pasión), y esta vez, se gestó gracias a un paseo sin rumbo, que pretendía tímidamente partir el año de “guatita al sol” y por poco termino en la laguna El Morado, es decir,  a 2.400 metros sobre el nivel de mar. 

Obviamente jamás pensé que el especial  de lo “mejor de Madonna” de Radio Concierto, me transformaría de una “Chica Material” (lo digo sólo por el tostado) a una “Dama de Hierro” (los cerros ya no captaban la señal y aunque no saqué de la guantera de mi camioneta a “Iron Maiden”, si recurrí a los Cd`s de Van Halen, Def Leppard, Billy Idol, entre otros) y lógicamente ¡Adiós al quemado fascinante!!…. el camino era mío y todo lo que estaba en él: árboles, flora y fauna. Es increíble lo que hace la música y el querer acercarse a lo desconocido… en mis antiguos paseos sólo había llegado hasta el túnel del antiguo tren (locación que ¿no se si se acuerdan? pero era la que usaba Carlos Pinto en su Video Intro del programa de televisión “El día menos pensado”) y, ahora estaba internada en un sendero muchísimo más complejo, espectacular, impresionante, en donde la belleza y magnificencia se respira, se siente en la piel y la conexión cuerpo-mente-alma, simplemente brotan y bailan armoniosamente.

Es asombrosa la magia y el espectáculo que nos brinda la cordillera… de repente la piedra se convierte en una suave llanura de verdes pastizales, con caballos, árboles, arroyos y en el cielo, que es de un color celeste radiante (sin esmog), revolotean aves típicas de la zona como la golondrina chilena, el zorzal y el jilguero Cordillerano (que fueron las tres especies que pude ver y después me confirmaron sus nombres un par de lugareños con los que conversé).

Pero eso no sería todo. Mi ascenso fue interrumpido por un rebaño de cabras que apareció repentinamente en el camino y exigían a toda costa mi atención. Fue entretenido verlas desfilar de los más ordenaditas y mientras marchaban, murmuraban algo, que al principio no logré captar, pero más tarde me di cuenta que era una especie de canto que las animaba a seguir adelante.

Casi al llegar a las termas de colina me detuve. No había nadie. Estaba sola y perdida entre las polleras de la cordillera. El viento que al principio no me reconoció quiso intimidarme y desató toda su furia empujándome una y otra vez fuertemente, sin embargo, como me resistí, finalmente se rindió y me asumió  como parte del entorno.

¿Deben haber pasado unos cinco minutos?… No, fue menos tiempo. Pero se me hizo eterno, bíblico, y además experimenté lo mismo que sentía cuando en el patio del colegio nos formaban a todos los alumnos los días lunes a entonar la canción nacional. ¡Me encantaba! Era todo un evento social. Además que era la excusa perfecta para mirar al niñito que me gustaba. Pero convengamos que no el primer día. Todavía recuerdo que fue impactante. Al principio me sentí pequeña, una hormiga, pero a medida que se vuelve un hábito tus ojos se acostumbran a esa perspectiva y prontamente comienzas a preguntarte cuándo serás como ellos.  Y después  LA CORDILLERA convertida en un mastodonte que en cualquier minuto se te viene encima.

Por tanto, mi voz interna me dijo “Aurora debes volver… ya regresarás. Esto fue sólo una aproximación. A la cumbre llegarás otro día”….

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último