27 de 03 de 2012

Ecología Emocional

Navegando por la web me encontré con un término que me venía sonando hace poco: “la Ecología Emocional” o también llamada Psicoecoafectividad que es el arte de transformar positivamente nuestras emociones; consiste principalmente en trabajar nuestro mundo emocional para que nuestros afectos potencien conductas que tiendan a una mejora de nuestro equilibrio personal, desarrollo humano, así como a una adaptación más inteligente, equilibrada y plena en nuestro entorno.

Alguna vez leí algo parecido llamado: “transmutación” es decir convertir una cosa en otra mejor, por ejemplo, un sentimiento o idea negativa y nociva, en algo positivo y re constructor, creo que aquí hay mucho de eso.

Algo que me hizo especial sentido sobre la Ecología de las Emociones son las siete pautas para mantener relaciones personales gratificantes:

1.    Ley de la autonomía: Ayúdate a ti mismo y todos te ayudarán.
2.    Ley de la prevención de dependencias: No hagas por los demás aquello que ellos pueden hacer por sí mismos.
3.    Ley del boomerang: Todo lo que haces a los demás, también te lo haces a ti mismo.
4.    Ley del reconocimiento de la individualidad y la diferencia: No hagas a los demás aquello que quieres para ti, pueden tener gustos diferentes.
5.    Ley de la moralidad natural: No hagas a los demás aquello que no quieres que te hagan a ti.
6.    Ley de la autoaplicación previa: No podrás hacer ni dar a los demás aquello que no eres capaz de hacer ni darte a ti mismo.
7.    Ley de la limpieza relacional: Tenemos la responsabilidad de hacer limpieza de las relaciones que son ficticias, insanas y que dificultan nuestro crecimiento personal.

Estas siete leyes nos ayudan a poder gestionar nuestras emociones y a actuar de manera más sana y libre, ¡sin duda que debieran ser enseñadas en el colegio! Sin embargo no todo está perdido, todavía las podemos aprender haciéndonos cargo y responsables de nuestras emociones.

Diariamente acompaño a personas que paulatinamente van incorporando estas leyes a sus vidas, logrando ser más libres emocionalmente y obteniendo relaciones más felices y duraderas. Esto me  demuestra que nunca es tarde para mejorar, que todo se puede arreglar si existe la convicción para hacerlo,  y que la felicidad es algo que podemos aprender en cualquier momento de la vida, lo único que necesitamos es la determinación para hacerlo.

Invito a las taconeras a poner en práctica estas leyes, les aseguro que no se arrepentirán!

Rosario Matte Covarrubias

Psicóloga / Terapeuta Corporal

www.rosariomatte.com

psicologacorporal.blogspot.com

3 comentarios

Irene

03 de abril de 2012

me gusto porque hace que te pares desde otro lugar sicologico, creo que practicarlo debe beneficiar la propia vida y por ende de los que te rodean

María José

27 de marzo de 2012

Me encantó ! Muy interesante, sin duda que hace falta aprender cosas como estas! ^.^

Clau

27 de marzo de 2012

Buenisimas las leyes, espero ponerlas en practica, abrazos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último