14 de 04 de 2012

Capítulo 13: El día después

Tocaban insistentemente el timbre de mi departamento. Era temprano, supongo que por eso el conserje no me avisó que alguien me necesitaba.  Abrí la puerta con un rostro irreconocible y el pelo desordenado. No había tenido una buena noche.

- Estás aquí.

- ¿Y dónde más?, ¿qué haces acá?- pregunté sorprendida. Era Daniel.

- ¿Puedo pasar?

- No lo sé.

- Tranquila, no traje piedras.

Entonces recordé lo que había pasado la noche anterior. Pero traté de disimular.

- ¿De qué me hablas?

- Francisca, me parece pésimo que hayas ido a mi casa a tirar piedras, ¿qué creías?, ¿que los vecinos no te iban a ver?

- Insisto –contesté- soy inocente.

- Ya sé que fuiste tú. Se te cayó el celular en la entrada de mi casa. Toma.

Daniel me pasó el teléfono y yo no lo podía creer. Fue cuando decidí asumir lo sucedido, sí, con vergüenza, pero también con dignidad.

- ¿Qué quieres? –dije nerviosa.

- ¿Por qué lo hiciste?, ¿sabías que yo estaba en la…?

- Si, en la clínica con tu familia feliz. No sé que tanto te puede afectar entonces. Hagamos una cosa, que este episodio sea el final de nuestra triste y patética historia de amor. Y ahora déjame tranquila.

- Es que…

- ¿Aún me amas?

-Sí

-¡Por favor! Ya armaste tu vida. Sal de mi departamento por favor, quiero estar sola.

Daniel se sentó sobre una silla cerca de la ventana. No tenía ninguna intención de largarse. De pronto se agachó a recoger algo.

- ¿Qué es esto? –me dijo.

- Una chaqueta –respondí.

- Una chaqueta de hombre

Y así recordé que Gustavo había estado anoche en mi departamento tras la indecorosa performance.

- No es asunto tuyo –le señalé- y por favor ándate.

- ¿Tienes pareja?

- A ver, ¿y qué creías?, ¿qué iba a llorar por ti toda mi vida? Anda a cuidar a tu mujer y a tu guagua.

Daniel me observó paralizado y comenzó a llorar. No supe que decirle, perdí en un segundo  el estoicismo que me había caracterizado durante toda la conversación.

 

4 comentarios

Camila

03 de julio de 2012

No se supone que cuando ella despertó tenía 5 llamadas perdidas de Daniel?? Y luego Daniel llegó a su dpto. con su celular, diciendo que se le había caído fuera de su casa...Raro...Jajaja!! Está buenísima la historia, pero a veces soy demasiado detallista...Seguiré leyendo los demás capítulos! =)

Pilar

25 de abril de 2012

y el otro capítulo ??

maddye

17 de abril de 2012

esta muy buena esta historia de amor...............pucha q sea pronto la próxima….es adictiva la novela

gabriela

14 de abril de 2012

ooh, he esperado mucho por este capítulo, saludos espero el proximo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último