23 de 06 de 2012

Capítulo 19: miedo

- Daniel, soy yo. Necesitamos conversar.

-¿Estás en Chile?

- No, en el aeropuerto, a punto de comprar mi pasaje…

- No lo hagas.

- ¿Qué?, no entiendo Daniel

- No te necesito, no ahora. Quiero estar solo.

- ¿Estás loco?, me llenaste de correos todo este tiempo y ahora me dices esto. ¿Qué te pasa?

- Me siento la peor persona de este planeta, ¿acaso no entiendes?, todo esto es mi culpa.

- ¿A qué te refieres?

- Te he planteado mi angustia durante semanas ¿y me preguntas ahora por qué me siento así? Adiós.

Daniel me cortó, y yo me quedé con una mueca inexplicable y mi maleta a unos metros de distancia. No comprendía qué estaba pasando.

- Quizás la explicación esté en los mails que no quisiste leer –me señaló Gustavo en el hotel.

- Y así se quedarán, me rehúso a hacerlo.

- ¿Acaso no te da curiosidad?

- No, al contrario, me da un profundo miedo. ¿Sabes?, si quiero terminar con el pasado debo hacerlo de una vez y para siempre. ¿Acaso es importante todo lo que me contaba en los correos?, no, porque decidió alejarse de mi de todos modos.

- No entiendo tu lógica – me dijo.

- Es mejor así. Quizás decidió quedarse con su esposa e hijo. ¿No es lo que le pasa a las amantes?, siempre terminan solas.

Le sigo dando vueltas a la situación, pero creo que no hay nada más que hacer: Daniel ya eligió. Lo más probable es que esos correos  no sean más que una eterna prolongación de sus explicaciones para “tener que dejarme”. De otro modo, ¿cómo se explica que no me haya permitido tomar un vuelo a Chile? Su sentimiento de culpabilidad no es más que producto de la relación que tuvimos y que hoy le pesa para reconstruir su familia.

“Se que esto te parecerá impactante, pero es algo que no esperaba”, alcance a leer la otra vez. ¿No esta claro?, regresó con Catalina.

 

5 comentarios

Anais

30 de junio de 2012

deberías leer los mail, no se si es ficción o real, pero eso de que las amantes terminan solas, es muy cierto, uno puede entregar todo, sin esperar nada a cambio, esperar y estar ahí cada vez que te necesiten, pero al final el otro lazo es mas fuerte y es lógico, no justificado, pero lógico, pero de todas maneras sea para cerrar capítulos o empezar uno nuevo, debes leer los mail, así poner fin o comenzar, quien sabe, quizás te sorprendas y no para mal, o quizás si, pero solo lo sabrás al leerlos...

Pame

27 de junio de 2012

Yo creo que mejor leas los correos!!, según lo que diga, lo tomas o lo dejas. Al fin y al cabo si quieres dejar tu pasado tienes que completas ciertas faces, te contradices si dices que quieres terminar todo y olvidar todo, que te apuesto que igual sete quedará el remordimiento que no los leiste. No se por que tengo un mail presentimiento sobre esos correos!! jejeje leelos!! que me muero de curiosidad!!

Dany

25 de junio de 2012

Yo creo que debes leer todos los correos ya que de esa forma el corazón sanara por completo... Cuando se tienen dudas es mas difícil cerrar el capitulo para olvidar y volver a comenzar.

Dalianais

25 de junio de 2012

No sé si esto es real o ficción pero lo vengo siguiendo hace tiempo jaja...no sería mejor leer esos emails? sobre todo si se supone que con eso entenderás todo...

Maria Jose

24 de junio de 2012

deberías leer esos correos sino de otra forma no cerrarás el pasado, ya que estarás con la duda constante del que dirán... a lo mejor de verdad era urgente y daniel necesitaba tu ayuda ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último