27 de 08 de 2012

Focus para Guendelman

Aprovechando el día primaveral del fin de semana pasado, nos juntamos ocho amigas en un café de Vitacura. De repente, una de las comensales hace referencia al comentario que escribió Rodrigo Guendelman titulado “Si hay Hombres”, como respuesta a la columna escrita por Carolina Pulido  “No Hay Hombres” en Revista Mujer. Las razones de Pulido son básicamente 4:

1)   Se achican frente a las “súper mujeres de hoy”, optando por el sexo vacío.

2)   Son todos gay.

3)     Se emparejan con mujeres jóvenes. Teniendo el tipo de 40, un universo donde elegir: mujeres de 20; 30 y 40.

4)    Está lleno de hombres pero son ellas que no nos ven.

Ahora bien, Guendelman afirma que hombres hay, pero que somos las mujeres que:

1)    Andamos buscando el príncipe azul: que antiguamente era un tipo con trabajo, de buena familia, un mínimo de modales, proveedor y que si después resultaba impotente, violento o alcohólico, era el costo de ser princesa.

2)    Además que el príncipe azul que hoy andamos buscando debe ser como George Clooney, David Beckam y que no se depile las cejas.

3)    Creemos que vamos a encontrar al príncipe azul “con el tremendo billete” en un bar o en una obra clandestina de La Perrera” (esa misma noche y/o lugares).

Algunos Datos para Los “Gentleman”

1.- Tenemos clarísimo que el príncipe azul no existe. Es más, son los hombres que buscan mujeres que ya no existen. Las “mujeres gomeros” están en plena extinción. Y fueron nuestras madres y nuestros padres los “incansables soñadores” que día tras día se preocuparon de que sus hijas tuvieran un cartón para poder darle un “PLR” al violento, al alcohólico, al infiel (independiente que no todas lo hacen y nadie las juzga).

2 y 3 – No ha lugar. El lujo asiático para las mujeres en la actualidad es que su hombre le “guste”, que le “mueva” y “revolucione cada célula de su cuerpo”, que la proteja y la abrace (contenga). En esto último coincidimos totalmente y mientras más nos “apachurren mejor”.

4.- Y quiero detenerme en el “movimiento”. Esto es un factor clave tanto para hombres como mujeres. Sin embargo, me atrevo a decir que el “hacerlo conciente” al menos en la mujer, es a partir de los 30. Las de 20 están explorando sensaciones de todo tipo y las responsabilidades también son distintas. Ojo que esto lo he escuchado de cuarentones, que luego del disfrute, se han sentido literalmente utilizados y votados por la veinte añera, reenfocando su mirada hacia las “maduritas” de 30 y 40. Ahora bien, nos llama la atención la audacia y galantería que despliegan los hombres de 30 comparado con los de 40 (y tantos).

5.- Nuestra conclusión: Si el tipo “te provoca”, “te mueve” no hay montaña que no quiera ser conquistada independiente si el hombre tiene ponchera, es pelado o maceteado. El punto es el “encuentro de ambos movimientos” y eso parece de “otro planeta”. En todo caso depende de lo que se busque, porque hay para todo los gustos.

¿Cuál es tu “lujo asiático”?

6 comentarios

Mariano Barros

30 de junio de 2014

Triste la realidad actual, pareciera que el caballero galante dejó de existir, porque está muy ocupado con su carrera, de tener grandes títulos profesionales y ganar mucho dinero. No hay tiempo para el amor, la familia y los niños... y la mujer profesional, exitosa pero no tiene con quien compartir su vida. Es el triunfo del materialismo por sobre el espíritu.

bell

29 de agosto de 2012

Estoy de acuerdo!!!!! hombres hay.........pero no nos consideran en muchas ocasiones como algo serio..........mas sieres veinte anera!!!!!!!

Doña Aurora

28 de agosto de 2012

Y dicen que nosotras somos las complicadas.... están cada vez más raros. Algunos tienen el síndrome de "Copperfield con Houdini".

macarena

28 de agosto de 2012

si hay hombre, lo que no hay son los que valgan la pena!

Doña Aurora

27 de agosto de 2012

Mariana a buen entendedor pocas palabras! Totalmente de acuerdo!!! .

Marina

27 de agosto de 2012

Definitivamente ser soltera es dificil, llega una edad en mi caso en los inicios de los 30, en que uno esta empoderada en una singular "individualidad" que te hace pensar muchas veces que es mejor estar sola que pasar el tiempo con un hombre que apenas sabe lo que quiere. Uno tambien busca placer y compañia... no buscas un súper hombre sino un compañero... un partner, que te haga reir, que alimente tu intelectualidad y que además sepa contener cuando quieres quebrarte y ser la doncella en peligro. Si bien hay que asumir que los hombres de hoy encuentran mujeres que tenemos la dicotomia entre la mujer independiente y la mujer geisha... hoy las relaciones son un tema, creo, mas complejo que un conjunto de pequeñas suposiciones... hombres y mujeres estamos intentando coincidir en tiempo y forma... al final ambos buscamos lo mismo... amar y ser amados... valorados y contenidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último