05 de 09 de 2012

Se acerca la Primavera, ¿Tus pies ya están listos?

Se aproxima en unos días más la tan maravillosa primavera, símbolo de alergia para muchas pero también sinónimo de mayores temperaturas, arboles floreados y días con más luz.

Empezamos a cambiar nuestras prendas invernales que tenemos en el closet por ropa más ligera y junto con eso, comenzamos a guardar las botas y zapatos gruesos para dar la bienvenida oficial a las exquisitas sandalias, cualquiera sea el modelo pero que nos permita  dejar nuestros pies al viento!!

Como nos gustan los detalles para lucir atractivas no solo para el resto sino que fundamentalmente para nosotras mismas, obviamente no usaremos las sandalias sin habernos preocupado por la belleza de nuestros pies, al fin y al cabo son ellos los que soportan todo nuestro peso y zapatos hermosos pero que no siempre ayudan a nuestra comodidad cuando caminamos o estamos mucho tiempo de pie, por lo que merecen preocupación de nuestra parte.

No siempre es obligatorio pedir una hora para la pedicure (aunque no hay nada más relajante que ir) ya que hay algunos pasos que podemos seguir en casa y de paso nos relajamos. Si hay mucho daño en ellos o si sufres de diabetes es recomendable dejar estos tips en manos de expertos.

Antes que todo, inicia este momento de belleza y relax sumergiendo tus pies en agua caliente al menos por 10 minutos (no hirviendo), si quieres agrega un poco de sal de mar o algún tipo de sales de baño. Si no tienes ninguna de ellas, el jabón estará igual de fantástico. Como ingrediente adicional puedes poner algunas rodajas de limón.

Toca el turno de las uñas, córtalas en forma horizontal y solo déjalas en forma curva en sus esquinas. De esta manera se ven muy lindas y no corres el peligro de que se vaya a incrustar algún pedazo.

El siguiente paso es la exfoliación, así eliminas todas las células muertas e impurezas. No tienes exfoliante? Entonces toma un poco de azúcar y unas gotas de aceite, mezcla y aplica suavemente en forma circular.

Ahora, con una lima especial para tus pies o piedra pómez, frótala por todos los lugares en donde tengas durezas, como tus pies ya habrán estado en “remojo” será mucho más sencillo. Hazlo suavemente en talones, plantas y dedos meñiques. Siempre teniendo el suficiente cuidado de no dañar nuestra piel.

Enjuaga tus pies, lávalos con jabón y seca delicadamente.

Hidrátalos con crema, existen algunos productos que son más específicos pero solo basta con aplicar crema. No creerás lo suaves que quedan después de estos pasos. Aprovecha ese mismo momento y hazte un masaje en los pies.

Por último, si te gustan las uñas pintadas, aplica un toque de color o un simple brillo que hará una gran diferencia. Una ayuda para no terminar con todos los dedos pintados son los separadores de dedos.

Ahora…estás lista para usar sandalias!!

Bego Díaz
Básico con Estilo
www.basicoconestilo.com
Síguela en Twitter @BasicoconEstilo

1 comentarios

osteopatas barcelona

29 de agosto de 2013

¡Touche! Aplastantes hechos. Manten este criterio es un post genial. Tengo que leer màs posts como este. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último