19 de 04 de 2013

El secreto de Silvana. Capítulo 7

Lo primero que vio fue una luz blanca pegada en el techo, supuso, de la clínica. Recordó lo sucedido hace unos catorce años, en aquel blanco pabellón de un hospital en Valdivia, con los inocentes llantos de fondo y un correr de delantales blancos. Y entonces volvió al año 2013; y no podía creer lo que estaba sucediendo.

“¿Mateo?” –susurró de pronto.
- ¿Quién es Mateo? – interrumpió una voz reconocible -¿Estás bien Silvana?, te desmayaste. Mi esposo te trajo hasta acá. Al parecer se puso tan mal como tu, se fue a la cafetería. Ahora que ya recobraste la conciencia me quedo más tranquila, iré a ver a mi hermano.

Silvana asintió con la cabeza sin entender demasiado aún lo que estaba sucediendo. ¿Había sido acaso aquel hombre una ilusión en su cabeza?
- No lo estás imaginando, soy yo –pronunció una voz áspera inconfundible. La misma de hace quince años, la misma que había dejado en un ataúd en aquel oscuro cementerio. Los ojos de Silvana volvieron a llenarse de lágrimas, comenzó a sentir que se ahogaba nuevamente.
- Por favor –siguió él desde una esquina de la sala- para mi también es difícil todo lo que está pasando. He estado más de una década en el extranjero, ocultándome…

Silvana seguía impactada, no podía concebir lo que estaba sucediendo.
- Ha sido un proceso muy duro, no sabes por todo lo que he tenido que pasar, ni siquiera fue mi culpa, fue mi padre…

Silvana se levanto de la camilla, tomó sus cosas y corrió, corrió desesperada por los pasillos de la clínica. Después de empujar a quienes se tropezaron en su camino llegó hasta una iglesia cercana, allí entró y se acercó al altar. Abandonó su bolso a un costado, se tapó el rostro con las manos y lloró como una niña.

“Esto no puede estar pasando”, se repetía una y otra vez.
“Yo vi como su familia padeció por completo en aquel incendio”, insistía, “yo vi su cuerpo calcinado aquel 16 de julio de 1998”.
Pasaron 30 minutos. Unos pasos se acercaron, acentuados por el eco que se formaba en el lugar.

- Ni yo ni mi familia fallecimos en aquel incendio Silvana.

Silvana se volteó con los ojos rojos y la cara destrozada, tan destrozada como su alma.
- Yo casi morí por ti Mateo, estuve al borde del delirio.
- Intenté contactarme contigo
- ¡Me puedes decir por qué cresta fingiste tu muerte! –gritó Silvana desesperada. Un sacerdote se asomó cerca del altar, pero prefirió no interrumpir.
- Te juro por Dios que yo nunca quise hacerte daño. Si mi familia fingió su muerte fue porque mi papá estaba metido en unos negocios ilegales, los que –hasta hoy- no he podido dilucidar. Me obligaron Silvana, tuve que seguir el plan y salir con ellos del país, estaban en riesgos nuestras vidas, mi hermana chica… Yo quise contactarme contigo pero me lo impidieron.
- ¿Y esperaste 15 años?, ni siquiera esperaste Mateo, porque fue la misma vida la que nos juntó…
- Cuando pude presentarme ante ti no quise hacerlo, pensé que te haría mucho más daño. Entonces decidí hacer mi vida y dejarte libre, ya habías sufrido bastante.
- ¿Quién te crees que eres Mateo? – le reprochó Silvana golpeándolo en el pecho- yo te amé con el alma, ¿sabes?, he sufrido mucho durante estos quince años.
- Nunca he dejado de pensar en ti Silvana, fuiste y serás la mujer de mi vida. Las cosas que pasaron no dependieron jamás de mi, fueron las circunstancias las que nos alejaron…
- ¿Y por eso te casaste?
- Imaginé que tu harías lo mismo. Te seguí la huella hasta que te convertirte en la editora de ese famoso semanario y entonces…
- ¿Entonces qué?
- Entonces quise liberarme de tu sombra… ni tu ni yo merecemos seguir atados al pasado.
- Tu no sabes Mateo lo que yo pasé.
- Si lo sé Silvana, y también sé qué pasó el 15 de enero del año siguiente, razón por la que tú vas todos los años a mi supuesta tumba.
Silvana sintió que se le apretaba el corazón.

4 comentarios

fer

30 de mayo de 2015

QUE MATAPASIONES !!

MARU

23 de abril de 2013

NAAA Q RATAAA HACERLE ESO POBRE MINA!!!

Valery

22 de abril de 2013

Yo ahí si que lo mato....

Maria Jose

19 de abril de 2013

:O que increíble!!!!!!!!!!!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último