24 de 04 de 2013

Make Up según tipo de rostro

¿No sabes cómo lograr un make up de lujo para resaltar los rasgos más importantes de tu rostro? ¿Enfatizas ciertos sectores que pueden ser perjudiciales para ti? ¿En qué debes fijarte al momento de maquillarte? Averigua aquí los mejores tips para quedar reluciente.

Tipos de facciones
Mírate al espejo y reconoce tus rasgos. ¿Listo? Ahora encuentra la descripción y sigue los siguientes consejos:

Ovalado: es considerado el tipo de rostro perfecto. La frente es más ancha que la pera y tiene pómulos prominentes. Según María Angélica Villarroel, maquilladora internacional de Dior, debes poner un rubor un poco más oscuro, y como el mentón es más estrecho, aplica un toque de luminosidad creando un efecto de equilibrio. Este tipo de rostro te permite realzar o destacar de forma completamente independiente los ojos, rostro o labios.

Redondo: como este es un rostro de frente ancha y mejillas voluminosas, lo ideal es lograr un maquillaje natural, donde resaltes sobriamente las cejas y labios. Sin embargo, debes enfatizar tu make up en el rubor, aplicando un tono claro en el centro de la mejilla y en la punta de la barbilla. Paso seguido, con un tono oscuro maquilla las sienes, el nacimiento del pelo y la mandíbula. Y siempre acostumbra a tener una sonrisa brillante, la que alejará la atención de la forma redondeada de tu rostro.

Cuadrado: frente, pómulos y mandíbula se destacan por tener un ancho similar. En este caso, destaca la mirada, sacando el máximo partido a la zona de los ojos, minimizando la mandíbula con un toque de rubor oscuro, logrando un equilibrio para que luzcas radiante.

Triángulo invertido o de corazón: se reconoce por tener la frente ancha, mejillas estrechas y la mandíbula angosta y angular. Lo mejor es que maquilles las cejas de tal manera que se puedan ver acortadas ligeramente, para así lograr que la frente no se note tan grande. En las mejillas es importante jugar con las luces y sombras para obtener el efecto visual más favorable. De día se recomienda tonos cálidos y ligeros, de noche usa colores fríos y más recargado en los ojos.

Alargado: normalmente este es un rostro de pómulos altos, frente amplia y mandíbulas fuertes pero, a la vez, finas. Lo ideal es suavizar los rasgos con un maquillaje fresco y natural. No exageres el arco de las cejas y aplica rubor en tonos rosas o coral, de manera de no esculpir más el rostro, pues solo conseguirá alargarlo más.

Diamante o hexagonal: se caracteriza por tener la frente y mandíbulas del mismo ancho. Para lograr un equilibrio, evita que el arco de tus cejas –igual que el rostro alargado– sea muy pronunciado. Lo ideal es tener curvas suaves y que el rubor se aplique de forma horizontal, y de preferencia en un tono oscuro, sobre todo en el área de las sienes.

¿Te identificaste con alguna facción? Si es así no dejes de seguir estos tips para verte radiante y linda todos los días.

1 comentarios

patricia

25 de abril de 2013

me encanto.... gracias por publicar este tips..lo tomare en cuenta...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último