29 de 05 de 2013

Mujer incompleta

Cada vez con más frecuencia me toca ver a mí alrededor a mujeres en la década de los treinta atractivas, exitosas, independientes, pero un fuerte sentimiento de sentirse incompletas. Y esto porque todavía se encuentran en la espera de su príncipe azul, ansiosas por formar una familia, tener hijos, entregarse y recibir amor.

Muchas han vivido desilusiones amorosas importantes; se han sentido engañadas, decepcionadas, utilizadas, en definitiva no fueron correspondidas cuando decidieron entregarse por completo en una relación, y ahora con las cicatrices a cuestas luchan día a día para no perder la fe en que podrán encontrar a esa persona con la que soñaron, un compañero que las comprenda y cuide, alguien que las valore y las haga sentirse especiales y queridas.

Estas mujeres en general tienen sentimientos encontrados; miran a su alrededor y ven que tienen todo para ser felices, pero les falta lo que a su juicio es lo más importante, alguien con quien compartir la vida, un motivo de peso por el cual vivir.

Se sienten tristes y a veces enrabiadas, se comparan con quienes a su edad ya tienen una familia formada y piensan que les falta una parte por vivir, que están estancadas mientras otras avanzan a pasos acelerados en la conformación de su familia y su destino.

Creo que estas mujeres a veces no ven que esta etapa que viven es a consecuencia de su valentía, ellas han decidido encontrar al indicado, no dejarse engañar por las apariencias o las convenciones sociales, han optado por ellas mismas antes del “qué dirán” y esa decisión no ha sido fácil.

Sin embargo a quienes me consultan con este dilema les recomiendo cambiar su visión de mujer incompleta (que ciertamente en bien heredada de nuestras madres y abuelas) por el verse y estimular la completitud en todas las áreas. Esto no quiere decir que hay que conformarse con “lo que hay” o “lo que me tocó” sino que aceptar esta etapa de manera tan natural como las otras, en donde el verdadero aprendizaje está en dejar de buscar la felicidad en las circunstancias externas sino de encontrarla  en mi interior, crear esa realidad de completitud interna para que externamente pueda manifestarse, abrir los canales del amor para que este llegue en la forma que lo esperamos.

Una de las maneras que utilizo con mis pacientes para trabajar lo anterior es escoger frases para decirse diariamente las famosas afirmaciones de Louise Hay, son un excelente ejemplo a seguir, aquí les copio algunas:

“En la infinitud de la vida, donde estoy, todo es perfecto completo y entero. Vivo en armonía y equilibrio con todos los seres que conozco”.

En el centro profundo de mi ser hay una fuente de amor infinita. Ahora dejo que ese amor fluya a la superficie, que me llene el corazón, el cuerpo, la mente, la consciencia y la totalidad de mi ser, y que desde mí irradie en todas direcciones y vuelva a mi multiplicado.

Cuanto más amor uso y doy, más tengo para dar, porque la provisión es inagotable. La donación de amor hace que me sienta bien, porque es una expresión de mi júbilo interior. Porque me amo cuido armoniosamente mi cuerpo. Con amor me responde vibrante de salud y energía. Porque me amo me ofrezco un hogar confortable que satisface todas mis necesidades, y donde estar es un placer. Lleno las habitaciones con la vibración del amor, para que todos los que entramos en ellas percibamos ese amor y podamos alimentarnos de él.

Porque me amo, tengo un trabajo que realmente disfruto haciendo y donde pongo en juego mi talento y mi capacidad creativa, trabajando con y para gente que amo y que me ama y obteniendo buenos ingresos.

Porque me amo, pienso y me conduzco afectuosamente con todas las personas, porque sé que aquello que les doy vuelve a mi multiplicado. A mi mundo atraigo solamente a gente que me ama, porque es un reflejo de lo que yo soy.

Porque me amo, perdono y renuncio totalmente al pasado, a toda experiencia pasada y soy libre.

Porque me amo, vivo totalmente en el ahora, sintiendo que cada momento es bueno, y sabiendo que mi futuro es resplandeciente, jubiloso y seguro porque soy una criatura amada del universo y el universo amorosamente se ocupa de mi, ahora y por siempre jamás. Todo está bien en mi mundo.”

Espero que les sirvan!

Un abrazo cariñoso,

Rosario Matte Covarrubias

Psicóloga, Terapeuta Corporal

http://www.rosariomatte.com

 

7 comentarios

Valentina

15 de enero de 2014

Acabo de verlo, Yolanda y este1 estupendo. Hay dos en las que cniicodo sin duda: acantilados y vino con jamf3n Con Osho tengo un problema. Yo soy estudioso y practicante del yoga desde hace casi 15 af1os. Osho me impacta mucho, la lectura de sus libros me resulta muy inspiradora y meditativa, pero creo que al no pertenecer al cedrculo de los gurfas reconocidos por las instituciones del liderazgo y de los negocios tiene muchos boletos para ser considerado de poco valor. Y me cuesta mucho meterlo en mi blog. A veces, incluso, he mencionado ideas y pensamientos suyos sin mencionarlo

adriana

05 de junio de 2013

Gracias eso necesitaba oir yo cenyia todo eso pero ahora tengo una gran sanacion y entendi mejor

pao

30 de mayo de 2013

hola, yo aun tengo 23, un hijo y una pareja de 6 años. A veces pienzo que nos adelantamos un poquito con lo de nuestro bebe que va para el año ya. Al contrario, mi cuñada, tiene una relación larga, tiene 28 años y sin hijos. Aun así creo que no se deviera juzgar a ninguna puesto que las decisiones son de la pareja en si, en el caso de tener hijos. Y bien personal si se trata de querer estár solteras o en pareja. Por mi pequeña familia, estoy FELIZ. Y no tengo un hombre perfecto a mi lado, tengo a un ser que me valora, aguanta, regalonea, desespera a veces jaja pero lo más importante me demuestra. Espero pasar los 30, 40, 50 con él... espero

LOLITA

30 de mayo de 2013

Esta publicación me ha identificado, ya que efectivamente después de los treinta, uno se cuestiona por qué no tengo a una buena persona a mi lado, o por qué no tengo hijos. con el paso del tiempo he aprendido de esta soledad de pareja, ya que después de haber tenido una relación de 7 años con una persona mayor, que ya tenía su vida armada (hijos), comprendí que nunca le interesó tener hijos conmigo. Esta decepción me provocó sentir que perdí siete años de mi vida, pero a la vez gané mi libertad de decidir qué quiero de ella. Después de sufrir decepciones, que me busqué , hoy me siento muy bien, a pesar de lo prematuro del término. Obviamente que no todos los hombres mayores son iguales, pero en mi caso viví un egoísmo muy grande y a la vez un engaño, ya que las promesas fueron la tónica en mi vida de pareja.

fefi

29 de mayo de 2013

creo entre al grupo!!! desde hace rato voy mirando hacia los lados y no dejo de cuestionarme cuando llegara mi hora... me pasa que siento que tengo mucho amor que entregar, mucho que compartir, pero no lo logro, no aparece y termino preguntándome cuando??? Espero que llegue el momento en que me acepte feliz, sin la necesidad de nada....

Pancha

29 de mayo de 2013

Me sentí identificada completamente. Tengo un buen trabajo, mi departamento, mis cosas, una familia que me quiere, buenos amigos pero aún así no me siento completa, feliz, plena. A veces es triste llegar a comer y dormir sola, sin tener ocn quien compartir tus alegrías y penas de una manera más de pareja. Y lo peor es que me siento mal por sentirme mal =/ Espero poder en algún momento entender y aceptar este proceso. Que todas las cosas suceden por algo y a su debido tiempo. Sentirme tranquila con mis decisiones, que se que son buenas. Poder sentirme tranquila y feliz conmigo

Clau

29 de mayo de 2013

Que lindo tienes razón, me gusta lo que escribes, me ha pasado esa sensación y el sentir no que es lo más importante pero si darle más prioridad que a otras cosas, me ha pasado que si estoy sin trabajo, sin dinero o con problemas, ya no lo veo como algo tan grave, pero el asunto del amor si, no se si sea malo o bueno, cada vez aprendo más de ello, pero por ejemplo hace un tiempo me dio una pequeña crisis, porque veo que mi entorno tienen familias, familias donde hay amor, comprension, tambien problemas, pero una familia, asi como la de mis padres, etc, pero veo que se complican aveces por cosas tan pequeñas y yo los veo y digo como no valoran eso aveces, quizas a todos nos pasa tambien, yo por lo general valoro más eso, alguien con quien compartir las cosas de la vida, de que te sirve ser exitosa profesionalmente o lo que sea si al final del día no tienes con quien compartir tus logros, tus sueños, tus miedos, así lo veo yo... No es que no pueda estar sola, porque como dices tu tome la desición de elegir y no dejarme engañar por cualquier persona y uno asume esas consecuencias tambien, yo no estaría con cualquier persona solo por no estar sola y aveces me veo a mi misma estando sola, aprendiendo de mi si no encuentro la persona que me complemente, el problema es cuando uno cree que la encontro y no poder hacer nada si esa persona no te corresponde, yo no me cierro a una relación, pero tampoco me abro a una, trato de fluir con la vida, pero eso no quiere decir que aveces no me complique o que no sienta que seria maravilloso contar en la vida con esa persona que te complemente y te acompañe en tu camino. Bendiciones!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último