10 de 07 de 2013

¡Hidrata tu rostro!

En ocasiones le restamos importancia al cuidado de nuestra piel, pero no debemos olvidar que es el órgano más extenso de nuestro cuerpo, por lo que limpiarlo no basta, sino que es primordial mantener su calidad a través de una hidratación completa. ¿Cómo se logra esto? El agua es de suma importancia, para esto se recomienda tomar líquido durante todo el día, al menos dos litros diarios, especialmente en un ambiente seco como el de nuestro país. También puedes optar por una alimentación saludable y una dieta equilibrada para que el organismo realice todas sus funciones a la perfección y no perjudiquen el mecanismo natural de hidratación. Aquí los alimentos a los que hay que darles preferencia son aquellos ricos en proteínas, minerales y vitaminas, ya que ayudarán a retener el líquido en la piel sin salir al exterior.

Respecto a los productos de belleza, Anthony González, de Desarrollo de productos de cuidado de la piel e investigación de AVON Global, explica que “hay que usar una crema que tenga mayor protección al ambiente, ya que lo principal es prevenir o evitar la pérdida de humedad”. También recomienda que al usar productos de limpieza, se debe elegir el adecuado para cada tipo de piel, porque de lo contrario el producto puede, incluso, retirar hasta la barrera de lípidos, encargada de evitar que se vaya la humedad.

En cuanto a la diferencia entre los hoy en día populares serum y cremas hidratantes, y la duda entre usar ambos o elegir solo uno, Francisca Sánchez, dermatóloga de la Clínica Alemana, explica que “son productos complementarios, los serum contienen uno o dos principios activos que se sabe que son estimulantes de procesos reparativos, depuradores de toxinas, protectores o estimulantes de la regeneración celular en una alta concentración”, pero son la base para una rutina de belleza, por lo que es necesario aplicar a continuación una loción humectante con factor solar que entregue el agua necesaria a la piel, que retenga la que se encuentra en el cuerpo y la proteja del medioambiente. Ambos son necesarios aplicar de día y de noche, incluso siendo más importante la segunda aplicación, ya que son muchas horas en las que se está en descanso, lejos de la contaminación, temperaturas extremas y factores externos que puedan interferir en los resultados que pueda otorgar el producto.

Como último dato, debes saber que es fundamental tener una piel hidratada, no solo para un objetivo inmediato, como que luzca tersa y suave en el momento, sino porque es básico para prevenir problemas a futuro como las arrugas, falta de luminosidad o manchas, todos causados por una deshidratación temprana.

¿Cómo reconocer una piel hidratada?

1. Lo principal es darse cuenta si la tez está muy tirante al gesticular e, incluso, en reposo.

2. Mírate en un espejo y pasa la uña suavemente por el rostro, si sale material blanco es porque está seca y necesita cuidados.

Si tu piel experimenta uno de estos casos o ambos, entonces está deshidratada y requiere de la aplicación de productos inmediatos que alineen el estado de la piel para prevenir su deterioro, resequedad, grietas y heridas que podrían complicarse.

 

 

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último