28 de 08 de 2013

Quiero ser rica!

“Recuerda que existen muchos tipos de riqueza, la económica es solo una de ellas. Desde mi punto de vista, quien goza de relaciones personales satisfactorias y de gente que le quiere, es rico. Quien disfruta con una salud excelente de una vida llena de aventuras, emociones y un aprendizaje constante, tiene una riqueza de otro tipo. Alguien que está profundamente conectado con todo en la vida, que se despierta cada mañana sintiéndose totalmente en paz y consciente de la verdad, debe considerarse sin duda alguien que ha acumulado otro tipo de riqueza. La multitud- nuestra tribu a la que llamamos Sociedad- nos ha enseñado que la riqueza económica es el único tipo de riqueza que deberíamos buscar: no es cierto.”

Robin Sharma

Quería compartir con Ustedes estas sabias palabras de uno de mis autores favoritos: Robin Sharma, tomando su reflexión sobre el vacío que nos inunda en la actualidad, plasmado en la constante búsqueda de “más”: ganar más dinero, hacer más cosas, tener más, querer más, acumular todo tipo de artefactos tecnológicos, olvidando que la felicidad no tiene nada que ver con eso, sino que está más relacionada al “ser”, es decir, ser una buena amiga o amigo, una excelente esposa o esposo, una vecina colaboradora, una hija o hijo cariñoso, una persona que está intensamente conectada con ella misma , con la vida y los demás. Creo que lo bonito de “ser” es que está a la mano de cada uno y no depende de nuestra situación económica o nuestro nivel social, ni siquiera de nuestra situación vital para poder lograrlo sino que es algo que solo depende de nosotros mismos, el inspirar paz y alegría a nuestro alrededor, el llenarnos de sonrisas y gratitud hacia la vida, eso es verdaderamente ser rico, es experimentar la abundancia en toda su magnitud.

Nunca olvidaré la lección que tuve una mañana, mientras me encontraba de viaje en un pueblo perdido en los Himalayas, iba saliendo de la Hostal donde me hospedaba cuando una mujer anciana vestida con harapos, sin dientes y con muñones en sus manos y piernas a causa de una lepra bastante avanzada, me mira con sus ojos brillantes y con la voz más suave y alegre que he escuchado en mi vida me desea los buenos días. Quedé en shock al ver su imagen y escuchar su saludo, tanto así que desde entonces nunca más he podido borrar de mi memoria ese momento, era la persona más pobre y desamparada que había visto en mi vida, pero también la más feliz, en mi mente me preguntaba ¿Cómo puede verse tan feliz una persona que no tiene nada?

Muchos años después pude descubrir su secreto, pero no a través de las respuestas de mi mente, sino que experimentando una realidad mucho más profunda a través de la meditación, que iba más allá de todo pensamiento o emoción, sino que en el conocimiento de una realidad mucho más profunda y real que seguramente era la que ella vivía. Desde ese momento es que quiero ser rica, pero no como Bill Gates sino como esa anciana en los Himalayas, encontrar la riqueza que cada uno tiene dentro y que tiene que ver con “ser” no con “hacer” o “tener”.

Un abrazo grande a las Taconeras!

Rosario Matte Covarrubias

Psicóloga – Terapeuta Corporal

http://www.rosariomatte.com

 

2 comentarios

JOSEFINA E

29 de agosto de 2013

La verdad hay veces que siento que llenarse de cosas materiales y de apegos materiales hace que nos vaciemos en la entrega de lo que tú dices...! Muy inspirador en tiempos así!

Yennifer

29 de agosto de 2013

Es totalmente cierto realmente estamos tan acostumbrados a creer que los que estan en un estatus economico bastante alto son los mas felices pero pues no es así uno debe a aprender a agradecer con lo que tiene .Gracias por el articulo muy bueno. :D Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último