11 de 12 de 2013

Amados autobronceantes

Empezar a usar vestidos, shorts o polleras no es un problema. Lo que sí es un dolor de cabeza es comenzar a mostrar la tan preciada piel, ¡la que en estos días está total y completamente blanca!, vergonzoso, ¿verdad? Hoy, existe una solución práctica y rápida para verte linda con un tono bronceado y fabuloso: los autobronceantes.

Estos son una verdadera maravilla si lo usas correctamente. Lo ideal es ponerlo en la zona que quieras después de la ducha y, como tienden a resecar la piel, por lo general debes humectarla. Se recomienda aplicar el producto de abajo hacia arriba, para que de esta forma quede un color parejo. “Hay que tener cuidado con las palmas de las manos, las rodillas y codos, ya que esas zonas al ser gruesas y con pliegues absorbe más el producto y queda teñida”, explica la dermatóloga Francisca Sánchez, dermatóloga de la Clínica Alemana. Luego de que finalizas el proceso, una de las cosas que debes hacer es lavarte las manos inmediatamente para que no quedes con manchas.

Pero aquí la gran pregunta es: ¿si tengo la piel muy sensible o muy grasa, puedo usar cualquier autobronceante? Cecilia Orlandi, dermatóloga de la Clínica Orlandi, explica que “como cualquier producto que aplicamos sobre la piel, puede desencadenar reacciones irritativas o alérgicas. Por esto, primero es bueno probar en una superficie pequeña. Por otro lado, los autobronceantes por su composición química tienden a secar la piel, entonces es necesario aplicar más crema después del procedimiento”. Opta por una fórmula en crema hidratante si tienes la piel seca, y si es grasa prefiere aquellas fórmulas en spray, mousse o gel.

También se habla mucho de las Cápsulas de Betacaroteno para lograr aumentar el tono o mantenerlo. Estas están compuestas, precisamente, de betacaroteno, un pigmento de frutas y verduras que se transforma en vitamina A. Es capaz de almacenarse en la piel protegiéndola en todo momento del daño oxidativo, favoreciendo un bronceado sin necesidad de exposición solar. Sin embargo, y según el dermatólogo Víctor Correa, del Centro Vitaclinic, “las personas deben consumirlas con indicación médica, ya que están indicadas para pacientes con una piel muy sensible al sol”. Incluso, explica, hay estudios que muestran un aumento del cáncer de pulmón en fumadores que tomaron este producto. Por esto, lo ideal es obtener el betacaroteno de frutas y verduras. ¿Cómo? Hazte amiga del zapallo, del damasco, del pimentón rojo y betarragas; y come dos zanahorias al día o un vaso de jugo de zanahorias, que aportan 20 mg.

Ahora que ya sabes cómo aplicar los autobronceantes y cuál es el indicado para ti, no dudes en tener ese tono increíble para esta época del año. Pero ojo, siempre usa protector solar, porque estos productos no te protegen del sol.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último