19 de 03 de 2014

Los nuevos rellenos

A  medida  que envejecemos  nuestra  piel se vuelve  más susceptible  a las arrugas  y a la flacidez.  La exposición al sol y los continuos movimientos musculares –sonreír, masticar, pestañar– contribuyen con el deterioro.

Por  suerte,  es  posible  corregir  este  proceso  de  envejecimiento  con  técnicas  mínimamente invasivas, las más populares son los rellenos faciales. Así, a través de inyecciones diminutas se borran las líneas de expresión, se suavizan los surcos y se devuelve la vitalidad al rostro.

Si comparamos este procedimiento con un lifting quirúrgico, podemos observar varias ventajas: se elimina el posoperatorio y sus cuidados asociados, se reducen las potenciales secuelas, los efectos se aprecian de inmediato, actúa de forma precisa donde se quiere generar el cambio y tiene un costo muy inferior.

Gracias al surgimiento de sustancias de última generación las molestias quedaron en el pasado. Se trata de  materias  biosimilares  como  grasa,  plasma,  hueso  y  células  madre,  que  al  ser  ciento  por  ciento compatibles con el organismo aseguran un rejuvenecimiento seguro.

Revisa aquí estas maravillas de última generación:

1. Plasma rico en plaquetas

¿Cómo se obtiene? Se saca sangre al paciente, la que se centrifuga para separar el plasma y, antes de aplicarla  en  la  piel,  se  le  añade  cloruro  cálcico  para  activar  las  plaquetas  y  liberar  los  ‘Factores  de Crecimiento  Epidérmico’  (FCE).  Puede  ser  administrado  mediante  mesoterapia  (inyección  subcutánea) junto con grasa o en forma de coágulo tópico (para ayudar a curar heridas o quemaduras).

¿Cuál es su efecto? Estimular  la  epidermis  y  aumentar  su  grosor,  atenuar  arrugas,  mejorar  la  tersura, incrementar la hidratación y la luminosidad y, además, disminuir la flacidez.

Usos: Alopecia, tratamiento antienvejecimiento, cicatrices de acné y rosácea.

2. Grasa

¿Cómo se obtiene? Se saca grasa del abdomen y/o caderas a través de una liposucción.

¿Cuál es su efecto? Reconstruye los arcos que proyectan la cara, reestablece la línea de la mandíbula y reduce las sombras en las ojeras.

Usos: Rejuvenecimiento facial, remodelado corporal, como busto caído, glúteos y caderas bajas.

3. Hueso

¿Cómo se obtiene? Se trata de un implante reabsorbible de hidroxiapatita de calcio, compuesto mineral que  se  encuentra  en  los  huesos  y  dientes  humanos.  Es  un  calcio  basado  en  microesferas  que  están suspendidas en un gel a base de agua.

¿Cuál es su efecto? Sirve para estimular los fibroblastos e inducir la formación de colágeno y elastina.

Usos: Está reservado para rellenar pliegues profundos, también para mejorar la plenitud de las mejillas y contornos  faciales,  tensar  el  cuello  y  el  óvalo  facial,  corregir  los  surcos  nasogenianos  y  los  defectos postrinoplastia. Una sesión es suficiente para obtener los resultados deseados. Su efecto dura hasta dos años.

4. Células madre

¿Cómo se obtiene? En el procedimiento de rejuvenecimiento facial con células madre se extrae grasa con una jeringa, por lo general del abdomen del paciente, y se procesa para la inyección. La sustancia extraída contiene  células  madre  que  poseen  efectos  regenerativos,  provocando  así  el  crecimiento  de  los  vasos sanguíneos  y  de  los  tejidos.

También  existe  la  posibilidad  de  inyectar  células  madre  concentradas,  las cuales tendrían mayor efectividad, pero primero deben ser cultivadas en un laboratorio.

¿Cuál es su efecto? Para muchos médicos, las células madre representan el comienzo de una nueva y grandiosa  era  en  tratamientos  no  quirúrgicos.  Poseen  muchos  beneficios,  además  de  la  adición  de ‘volumen’  otorgando  un  aspecto  más  joven,  reparan  y  rejuvenecen  la  piel.

Los  efectos  duran  entre  18 meses  y  cuatro  años,  esto  debido  a  que  las  células  madre  que  se  encuentran  en  la  grasa  tienen  la capacidad de reconocer el tejido dañado y repararlo.

Usos: Se emplean para levantar el volumen y la estructura de la cara con lo cual se logra una apariencia más joven y natural. La piel luce radiante y mejora continuamente con los meses.

A fines del siglo pasado, el envejecimiento facial se trataba con técnicas quirúrgicas y agresivas, hasta que comenzaron  a  desarrollarse  métodos  invasivos,  como  los  agentes  inyectables.

Hoy,  la  restitución  del volumen y el contorno facial se ha convertido en la primera línea de tratamiento antes de someterse a una corrección quirúrgica.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último