07 de 10 de 2014

Siete formas de manejar un rechazo

Wp-630-elle

Ser rechazada por el hombre que amamos puede ser un golpe realmente duro que afecte nuestra auto-imagen y que haga que nos sintamos poco atractivas, insuficientes y no merecedoras de amor.

Si estás atravesando este difícil momento, hoy quiero compartir contigo algunos consejos prácticos para atravesarlo con gracia, dignidad y fortaleza, para recuperarte pronto y devolverle a la vida una mujer aún más magnética para el amor.

1. Permítete sentirte mal…temporalmente!: Ten un periodo de duelo adecuado. El rechazo puede activar sentimientos dolorosos, como tristeza, humillación, abandono, rabia, etc. No sólo es natural sentirse así después de un rechazo, es incluso saludable sentir y acoger estas emociones, en vez de ignorarlas, ya que esto último sólo te dañará más y retrasará el proceso de recuperación.  Date tiempo para llorar por lo que pudo haber sido y no fue… pero luego toma la decisión de dejar ir estos sentimientos dolorosos y seguir adelante.

2. Respeta su decisión: Por más que quieras estar con él, respeta su decisión. El aceptar que no quiere estar contigo y manejar esto con gracia, te permitirá mantener tu dignidad y el respeto por ti misma. Rogarle que vuelva, o reaccionar con rabia ante su decisión, no te causará ningún beneficio. El que te haya tratado injustamente, o te haya herido por no corresponder a tus sentimientos, no te da licencia para odiarlo. Acepta su rechazo y termina todo contacto con él, aunque te parezca insoportable.

Al hacer esto, iniciarás más fácilmente el proceso de recuperación…y de paso ganarás respeto ante sus ojos, al ver que manejas su salida de tu vida con madurez, centrada en tu valor y mirando hacia el futuro.

3. No fantasees esperando que cambie de opinión: Es natural que esta idea pase por tu cabeza. Sin embargo esto sólo pondrá tu vida en espera y te impedirá seguir adelante. Si él te rechazó porque no se sentía atraído hacia ti o porque no eres la persona que busca, es poco probable que eso cambie.

Si terminó luego de una larga relación, es probable que después de todo no haya sido todo tan perfecto entre ustedes, y que haya un hombre por ahí mucho más perfecto para ti. ¿Para qué forzar las cosas? Eso puede retrasar tu verdadera felicidad.

4. Activa tu red de apoyo: Tras un rechazo, es importante poder confiar en los amigos y en la familia, para apoyarte y ayudarte a recuperar la confianza en ti misma, y para recibir abrazos que impulsarán tu sistema de oxitocina para darte tranquilidad. Al compartir tu dolor, lo reducirás a la mitad. Permite que te ayuden, tal como lo harías tú con ellos en una situación similar.  O busca apoyo profesional para procurarte la ayuda necesaria para seguir adelante con tu vida.

Resiste la tentación de acudir a los amigos de él, ya que no sólo los pondrás en una posición incómoda, pueden incluso perder el respeto por ti, cosa que tampoco mejorará tus posibilidades de una reconciliación.

5. Trabaja en ti: El rechazo puede ser una oportunidad para aprender y mejorar. Trata de reflexionar sobre la relación, y tu participación en los conflictos y dinámicas que se daban. Pregúntate de qué te puedes hacer cargo en esas dinámicas, donde entregaste tu poder, qué lecciones aprendiste, y qué puedes necesitar aprender para mejorar. Todas las experiencias nos regalan aprender algo valioso.

También puedes hacer cambios positivos en tu apariencia, auto-cuidado y forma de relacionarte. Pregúntate: ¿qué acciones podría tomar para aumentar mi confianza en mí misma, y convertirme en mi mejor versión?

6. Mantente ocupada: Cuando somos rechazados por alguien, podemos experimentar una pérdida temporal del sentido de control sobre nuestro mundo y sentir que todo se desequilibra. Mantener tu rutina regular puede ayudarte a volver a tu centro, poner las cosas en perspectiva y traerte seguridad y alivio.

Sigue yendo a trabajar, participa en reuniones sociales, haz alguna actividad física que libere dopamina para aumentar tu energía y optimismo, y cualquier otra cosa que te mantenga ocupada. Quedarte rumiando el dolor en tu casa sólo hará que te sientas peor.

7. No te embarques en otra relación de inmediato: Después de un rechazo estando en una relación de largo plazo, puede ser tentador buscar una nueva conexión, para sentirte sexy y deseable nuevamente. Pero un clavo no saca a otro clavo, y siendo realistas, lo más probable es que esto tenga el efecto contrario, que te sientas peor.

Date tiempo para sanarte y elaborar el rechazo antes de volver a salir nuevamente con alguien. Cuando haya pasado algún tiempo y estés sintiéndote feliz y confiada en ti misma, estarás lista para comenzar otra relación, y con mayor potencial.

No dejes que un rechazo te detenga en cumplir tu sueño de una relación extraordinaria con el hombre extraordinario que está esperando conocerte a la vuelta de la esquina!

Verónica Freire
Coach de Relacionamiento
veronica@llamaratuamor.com
www.llamaratuamor.com

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último