21 de 10 de 2014

Óscar de la Renta, el adiós del embajador

Getty Images

Quizás uno de los legados más grandes que este hombre pudo dejarnos es su ímpetu, ese con el que trabajó en los talleres de Balenciaga, que lo llevó a triunfar en Nueva York y el que lo convirtió en un ´decano del glamour`como lo ha retratado con mucha sobriedad el New York Times.

A los 82 años, este talento dominicano dejó de existir. Luego luchar durante ocho años, un cáncer le quitó la vida pero lo convirtió en la leyenda latina más importante de la industria de la moda en el mundo. De la Renta se hizo un nombre entre primeras damas y la alcurnia neoyorquina, era el apetecido de la familia Bush y el hombre que logró que Sarah Jessica Parker fuera la más fotografiada de gala de los MET 2014, con esa maravilla de vestido black and white que le diseñó inspirado en Charles James.

Linda Watson, escritora de moda de Vogue lo define en su libro XX, MODA como un ser ´colorista y sociable`, características que sin duda fueron parte de su sello. Esa capacidad de entrar a diversos círculos sociales hizo que el mundo fuera testigo de la inmensa capacidad que también tenían otros latinos como Carolina Herrera o Narciso Rodríguez. Como pasar por alto la gran lección que mostró, al ser el ÚNICO que no le dio la espalda al abrumado Galliano en sus días más sombríos. Lealtad y respeto… ¿la clave del éxito?

Son cualidades que van de la mano con el trabajo maestro que presentó en cada colección. Vestidos largos de confección precisa y la opulenta ropa de noche interpretaban la elegancia de cualquier mujer, por algo Jacqueline Onassis, Liza Minelli, Joan Collins y recientemente Amal Alamuddin (esposa de George Clooney) atesoraron con tanto cariño en sus colgadores las creaciones con etiqueta de la Renta.

A su paso dejó dos matrimonios (Françoise de Languade y Annette Reed) y a Moisés, el pequeño que adoptó en 1984 y quien seguramente seguirá con el arte que su padre nos mostró durante más de cinco décadas. Por el momento Peter Copping, el británico quien acaba de salir de Nini Ricci, se hará cargo de la dirección creativa de la enlutada casa de modas y este verano pasará su prueba de fuego.

Mientras el mundo del diseño lo llora, yo las invito a reflexionar sobre una de sus últimas confesiones: “Si no estoy en actividad me oxido”.

@CelineMahou

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último