03 de 06 de 2015

#PruebaVanidades: Crema antiage

wp-crema

Tengo 28 años, y nunca antes me había cuestionado el tema de la edad en que uno debería empezar a usar productos antiarrugas, hasta que me encontré por sopresa con la crema Antiseñales Chronos 25+ de Natura, ya que generalmente los productos para prevenir signos de vejez y líneas de expresión eran recomendados para mujeres sobre los 40 años.

Llevo más de un mes usándola y realmente me encanta. Soy muy regodiona con las cremas faciales, porque tengo la piel mixta, entonces si son de textura muy pesada o grasosa, automáticamente dejo de usarlas. Pero al ser de tez blanca hay otras que me dan alergia, aun siendo más ligeras. Por eso esta crema es todo un descubrimiento, no solo me ayuda a cuidar mi piel con tiempo, sino que además tiene la textura perfecta para no sentirla todo el día ‘pegote’, porque se absorbe completamente, pero te sientes hidratada todo el día.

wp-prueba2

En cuanto a la prevención de la edad, el cambio que más he notado es cómo de a poco va emparejando el tono de la piel, la deja más suave y hay un efecto liso sobre ella, pero muy natural. No es un cambio que se note de un día para otro, pero luego de varias semanas si se comienzan a percibir algunos efectos. A partir de los 25 tu vida y la piel cambian, por eso considero necesario tomar conciencia de esto y preocuparse antes de que sea demasiado tarde, y esta crema me ha funcionado a la perfección, además tiene la línea completa por edades para poder continuar el tratamiento.

Antiseñales Chronos 25+, de Natura. Previene las señales y líneas de expresión, e hidrata hasta por 24 horas, $18.700.

Soledad Hott
Editora Contenido y Multimedia de Vanidades

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último