16 de 05 de 2017

Brigitte, el tesoro de Macron

portada-bri

Luego de 5 años el Palacio del Elíseo vuelve a tener primera dama. Una que sin duda fue el personaje clave de la ascendente candidatura que llevó a Emmanuel Macron a la presidencia. Te invitamos a conocer más de esta mujer que de seguro tendrá un rol importante en el gobierno de su marido.

Sin ella no sería yo”, ha señalado el presidente electo de Francia, Emmanuel Macron (40), cuando -en más de una entrevista- le han preguntado por su esposa, con quien lleva una relación de casi 10 años.

La historia de amor comenzó cuando Emmanuel tenía 15 años y cursaba la secundaria en una escuela privada de jesuitas, establecimiento donde Brigitte Trogneux (64) enseñaba literatura, latín y teatro.

interna-b

Los padres de Macron pensaron que estaba enamorado de uno de sus compañeros. Jamás se imaginaron que su hijo a los 17 años le confesaría su amor a una mujer 24 años mayor (misma diferencia de edad que Donald y Melania Trump).

Apenas se enteraron de la buena nueva le pidieron a Trogneux que se mantuviera alejada de su hijo, por lo menos hasta los 18 años. “No puedo prometer nada”, aseguró ella. Por lo que sus padres se vieron en la obligación de enviarlo a estudiar fuera la ciudad, lo que finalmente no sería un impedimento para que este amor perdurara en el tiempo. “Hagas lo que hagas, me casaré contigo”, dijo Emmanuel al momento de la despedida.

interna-bri

El actual mandatario de Francia desea restaurar el estatuto de primera dama, otorgándole a su esposa deberes y responsabilidades propias del cargo. Es por eso que la profesora tendrá un despacho propio en el ala izquierda de la planta baja del Palacio del Elíseo, ocupado anteriormente por diversas generaciones de periodistas que han cubierto la presidencia.

interna-br

Brigitte Macron (Trogneux de soltera y Azuzière por su ex esposo) trabajará en terreno haciéndose cargo de programas humanitarios y culturales dentro del gobierno. Cabe recordar que durante la ascendiente campaña electoral Emmanuel Macron repitió en más de una oportunidad que el trabajo de la primera dama de la nación requería una dedicación plena, mucho más responsable de la solo función decorativa y artística que tuvieron algunas antecesoras.

interna-brig

“No tenemos una familia clásica, es innegable”, dijo Macron durante la campaña. “Pero, ¿tenemos menos amor? No lo creo. Tal vez hay más que en familias convencionales”.

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último