21 de 07 de 2017

Anne Hathaway: “Empecé mi carrera como una princesa de Disney, pero mi vida no fue así”

portada-anne

Con una estatuilla dorada en su casa de Los Angeles y una vida personal plena -que incluye al pequeño Jonathan y a su esposo Adam Shulman- la talentosa actriz de 34 años hoy proyecta estar en su mejor momento.

Atrás quedaron las épocas en que la carrera profesional de una mujer en Hollywood terminaba cuando se convertía en madre. Todo lo contrario. Las expectativas son mucho más grandes. Los deseos de mejorar crecen. Y Anne Hathaway lo demuestra en primera persona, desde que se convirtió en madre del futuro actor, Jonathan. Y lejos de los pañales, pudimos entrevistarla en Toronto, para hablar de esta nueva etapa en su vida… y su carrera.

interna-annee

¿La maternidad es exactamente lo que imaginabas?

Te voy a decir que todas las mujeres que conozco respondieron igual… Y también es algo que a lo mejor ayuda a los hombres con una pareja en espera de un hijo. A la mitad de mi embarazo, dejé de pensar lo que podía llegarme a pasar y empecé a enfocarme totalmente en ello. Cuando aparecían las contracciones, lo veía como que a él le estaba yendo muy, pero muy bien. Y en vez de gritar “¡ay!”, por el dolor, decía “¡sí!”, como si el niño estuviera haciendo un buen trabajo. Y es por completo diferente a lo que yo imaginaba. Sabía que no había razón por la cual no podía ser positiva en la experiencia del nacimiento, aunque para mí fue muy entretenido. No me malinterpretes, fue muy intenso y duro, pero incluso me divertí y la pasé genial.

interna-annene

Al ser famosa, ¿sientes la presión de mantener un buen ejemplo, algo así como si fueras una madre para tus fans?

Sé que empecé mi carrera como una princesa de Disney, pero mi vida no fue así. Hay cierta idea de tener que ser políticamente correcta y me decepciona bastante que no podamos quejarnos ni decir algo. Yo lo miro de una manera diferente. Considero que nos encontramos en una época en la que estamos rodeados de palabras, todo el tiempo nos confrontamos a lo que se dice en cada minuto de nuestra vida. Y me parece que decir siempre “lo correcto”, resulta algo negativo, pues de cierto modo estaría guardándome lo que realmente pienso, solo para cuidar mi lenguaje y respetar el poder de las palabras.

interna-anita

¿El éxito afecta tu rol como madre al tener que compartir la vida de tu hijo con el resto del mundo, o más bien, aumentó el sentido de proteger ahora tu vida privada?

Es una experiencia graciosa, porque resulta inevitable. Voy a vivir con mi hijo en este mundo y debo entender que cuando estoy en casa, estoy en privado. Pero me parece que es un respeto, el cual tengo que pedirle a demasiada gente. Me encantaría que lo entendieran, porque es algo que parece obvio. Mira: estamos en Toronto y no era fácil encontrarme. Mi esposo traía a mi hijo, ya que era hora de comer. De pronto, un paparazzi saltó para sacar una imagen del bebé, y mi marido le pidió: “Por favor, no”, pero al fotógrafo no le importó y, entonces, Adam tuvo que cubrir a mi hijo. Eso pasó hoy. Por eso, no sé realmente la respuesta o si es posible crear una burbuja. Sería fantástico si la gente dejara de publicar fotos de niños, sobre todo cuando los padres famosos no están presentes. Eso sería increíble. ¿Qué me queda por hacer? Solo tratar de ser la mejor madre que pueda, nada más.

Y en el trabajo, ¿hay que mantener el mismo camino de una carrera para conservar el éxito, o debes buscar más desafíos para desviarte del terreno que has pisado antes?

Estás asumiendo que tengo intenciones demasiado inteligentes y me encantaría estar de acuerdo con tu planteamiento, pero todo de- pende de cómo respondo a cada ofrecimiento. Tan solo leo el guión de una película y si me emociona, enseguida pienso: “Ay, Dios, quiero hacer esta historia”. Ya si tengo suerte, terminan contratándome para las cintas en las que deseo trabajar. Pero cuando yo soy la que está en el volante del conductor, supongo que tengo un sentido del humor bastante especial y me gustan las películas que despiertan cierta imaginación en la gente, esas que también son difíciles de hacer, aunque siempre tengo la esperanza de que todo salga bien.

Si quieres leer la entrevista completa, ve por la última edición de Revista Vanidades en cualquier quiosco del país.  

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último