05 de 02 de 2018

Los cafés más famosos del mundo

avion

Siempre que viajamos, sentarnos en una cafetería y ver pasar el mundo ofrece una ‘mirada’ maravillosa del destino que visitamos.

En algunas ciudades ‘la vida de café’ ha sido parte vital de la cotidianidad de infinidad de  personajes famosos de distintas épocas, ¡y es un estilo de vida que a los latinoamericanos nos fascina! París, Madrid, Roma y Viena están llenas de icónicas cafeterías, perfectas para descansar, disfrutar una bebida y algún platillo o postre típico.

cafes-4.jpg.imgw.1280.1280

Rincones parisinos para conquistar

cafes-2.jpg.imgw.1280.1280

La Ciudad de las Luces cuenta con más cafés históricos transformados en atracciones turísticas. Datan de siglos atrás, cuando célebres políticos,  escritores y pintores solían reunirse allí. Hay locales legendarios que hoy día son una visita ‘de rigor’ al París más artístico y bello.

Les Deux Magots

Situado en 6 place Saint-Germain-des-Prés, a este recinto fueron asiduos poetas, dramaturgos y escritores durante los últimos años del siglo XIX, como Paul Verlaine, Arthur Rimbaud y Stéphane Mallarmé. Y años después Simone de Beauvoir, Jean-Paul Sartre, Ernest Hemingway, André Gide, Albert Camus, Pablo Picasso y el surrealista André Breton.

cafes-3.jpg.imgw.1280.1280

Es curioso, pero su nombre proviene de una tienda de lencería inaugurada en 1823, que a su vez tomó el nombre de una obra de teatro
muy popular en 1813: Les Deux Magots de la Chine, hasta que en 1885 el lugar, en su situación actual, se convirtió en el recinto que hoy conocemos, donde se pueden degustar desde desayunos hasta cenas al aire libre. De hecho, el comedor interior ha sido locación en infinidad de cintas, de igual manera fue mencionado en novelas como Lolita de Vladimir Nabokov yTravesuras de la niña malaMario Vargas Llosa.

Café de la Paix

Del otro lado del Sena, en el barrio más elegante de París, a unos pasos de la Place Vendôme, el encantador Café de la Paix es un deleite desde 1862, año en que abrió en el Hotel de la Paix (ahora InterContinental Paris Le Grand Hotel) con un opulento estilo Segundo Imperio.

cafes-6.jpg.imgw.1280.1280

Si te sientas a un costado de la Ópera de París y al final de la elegante rue de la Paix, verás pasar el  mundo, además de tener la oportunidad de probar un menú sofisticado y completo, o un ‘menú de café’, famoso por sus helados. Su historia es fantástica, pues allí se exhibieron las primeras imágenes en filme (¡Oscar Wilde pensó que alucinaba!) y en los años 50, cuando Marlene Dietrich solía frecuentarlo a diario, al igual que Maurice Chevalier e Yves Montand, tenían que cerrar las  puertas por los cientos de personas que querían entrar a conocerlos.

Café de Flore

cafes-5.jpg.imgw.1280.1280

Con un hermoso interior art déco, se fundó en 1887 y siempre ha sido el rival de Les Deux Magots. Aquí escribía Jean-Paul Sartre desde el amanecer hasta el anochecer (tenía su mesa favorita) y se dice que en este histórico espacio nació el surrealismo, movimiento artístico favorito de escritores como Guillaume Apollinaire, Tristan Tzara y Marguerite Duras. En Blvd. St. Germain.

Le Procope

Este restaurante-café, recurrido a menudo por Napoleón (¡en una vitrina se exhibe uno de sus tricornios!), es otra ‘joya’ parisina que adoro. Fundado en 1686, es el más antiguo de la ciudad y ha estado abierto sin interrupción por siglos. Situado en Saint-Germain-des-Prés, en la rue de l’Ancienne Comédie, fue amado por personalidades como Denis Diderot, Voltaire,  JeanJacques Rousseau, Benjamin Franklin y Thomas Jefferson.

cafes-7.jpg.imgw.1280.1280

También fue centro de ‘conspiradores’ durante los años previos a la Revolución francesa, y allí llegaron a reunirse RobespierreGeorges- Jacques Danton Jean-Paul Marat. Mucho tiempo transcurrido se convirtió en el romántico lugar de reunión de George Sand (la  escritora que usaba un nombre masculino para escribir), quien enloquecía a los hombres, tal como hizo conAlfred de Musset y Frédéric Chopin.

Joyas en Barcelona y Madrid

En medio de estos destinos turísticos existen infinidad de cafeterías para disfrutar y sentirte parte de la historia, pero hay dos que no
te puedes perder.

Gran Café de Gijón

cafes-11.jpg.imgw.1280.1280

Siempre me gusta entrar o sentarme en la terraza del mítico Gran Café de Gijón, junto a la Castellana. Su eslogan es “124 años albergando cultura” y su interior de banquetas y mesas de caoba tapizadas en rojo parecen no haber cambiado desde su fundación en 1888, época en la que el lejano café literario (estaba muy lejos de los populares locales de la Puerta del Sol) comenzó a ser sitio fijo de tertulias de grandes intelectuales españoles, como Pío BarojaBenito Pérez GaldósJacinto BenaventeRamón María del Valle Inclán yRamón Gómez de la Serna.

¡Todo un ‘quién-es-quién’ de las letras españolas! Más tarde, escritores jóvenes comenzaron a reunirse allí, como Camilo José Cela,
cuyo libro La colmena está inspirado en este espacio cultural, igual que Arturo Pérez Reverte yJorge Luis Borges.

El Premio Literario Café Gijón es famoso, y su leche merengada es un clásico, igual que su timbal de bacalao.

Els Quatre Gats

En Barcelona el fabuloso café-cervecería-restaurante Els Quatre Gats (Los Cuatro Gatos, en catalán), fundado en 1897 y funcionó a su vez como albergue de viajeros, pero pronto se convirtió en el centro de operaciones del movimiento artístico modernista de la ciudad.

cafes-9.jpg.imgw.1280.1280

Pablo Picasso pasó allí mucho tiempo a comienzos de su carrera y exhibió por primera vez sus pinturas a los 19 años. Además, eran asiduos intelectuales y pintores como Salvador Dalí, Miquel Utrillo y el escultor Julio González. Es toda una experiencia enriquecedora, con una decoración ecléctica muy divertida.

Lo mejor de Viena

En esta ciudad, el concepto de ‘vida de café’ okaffeehaus continúa vigente con la misma  reverencia de siglos atrás. Hay un sitio impactante.

Café Central

cafes-10.jpg.imgw.1280.1280

Ubicado en el antiguo edificio Palais Ferstel, abrió en 1876 y pronto se convirtió en el espacio de reunión de intelectuales austriacos, entre ellos, Adolf Loos, el joven mariscal Tito de  Yugoslavia,Sigmund FreudAdolf HitlerVladimir Lenin yLeón Trotsky. ¿Te imaginas lo que sería aquella cafetería en sus años de esplendor?

Caffè Florian de Venecia

cafes-12.jpg.imgw.1280.1280

Otro imperdible, ya que es el más antiguo de Italia: data de 1720. Sigue abierto como el primer día en la Plaza San Marcos, ¡y es uno de los más famosos y bellos del mundo! Aunque carísimo, su interior es glorioso y cuando sus músicos tocan en plena plaza de San Marcos se gesta un momento mágico como pocos.

Antico Caffè Greco

Si vas a Roma visita este tesoro histórico situado en el número 86 de via dei  Condotti y ‘atracción’ tiene pequeños salones individuales y siempre está lleno y bañado con esa luz dorada típica de Roma.turística de la ciudad. Inaugurado en 1760 (¡hace 257 años!), este divino café es estrecho y largo, sus paredes tienen murales y piezas de arte, y es conocido por su preciosa vajilla de porcelana naranja y blanca, donde siglos atrás saboreaban su café nada menos que Giacomo CasanovaLord ByronHenrik IbsenStendhalGoethe John Keats.

cafes-13.jpg.imgw.1280.1280

¡Hay que visitarlo al menos una vez en la vida!

0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Lo último